El Semáforo

El Semáforo

Ignacio Ambriz es la historia de un fracaso anunciado. Es un técnico que necesita experiencia para dirigir a un equipo como las Águilas, en donde la presión y la expectativa siempre son muy altas. No puede permitírsele a un club como éste ser último de la tabla general. Desde el anuncio del estratega el sentir fue el mismo: inconformidad. El único que no se dio cuenta de esto parece que fue Ricardo Peláez, el mismo que logró está pequeña época dorada del cuadro azulcrema.

Una vez más Brasil sigue siendo una sede dudosa. Las obras para Río 2016 están retrasadas y peor aun, la contaminación será un factor determinante para estas Olimpiadas. En 2009, las autoridades se comprometieron a tratar 80% de las aguas residuales, sin embargo, apenas han limpiado 49%. Difícilmente cumplirían lo prometido. Lo grave es la salud de los atletas que tendrán que competir en aguas con virus y bacterias.

Sea cual sea el resultado en Copa Libertadores, Tigres ya es un triunfador. Participar en este torneo en el que los equipos mexicanos son el invitado incómodo ya es mucho. Ni los calendarios, ni la clasificación, ni el arbitraje, ni el final es a favor de los compatriotas, todo lo contrario, parece que en Conmebol tienen una especie de amor-odio hacia el Tricolor. Por eso se le aplaude a Tigres que estén en la final, la ganen o no.

twitter@danielacohenm