De 2 a 3 caídas

El réferi en la lucha libre

En un cuentro de lucha libre el encargado de impartir justicia sobre el cuadrilátero y de determinar quien se alza con el triunfo es el réferi.

Sí, es el tercero sobre la superficie en un mano a mano entre dos luchadores. Es el juez sobre el enlonado, quien debe hacer respetar las reglas de la lucha libre.

Viene a mi mente la imagen de los réferis de antaño como el güero Rangel, revisando en su esquina a los luchadores para que no lleven consigo ningún objeto para dañar a su rival sobre el ring.

Es el réferi el encargado de contar las tres palmadas cuando un luchador tiene a otro en espaldas planas.

También debe de impedir que continúe la aplicación de una llave cuando uno de los luchadores toca alguna de las cuerdas.

En la aplicación de un castigo de un luchador a otro, el réferi debe preguntar a quien recibe el castigo si se rinde o no.

El faul está prohibido dentro de la lucha libre, por lo que si el réferi observa que un luchador lo aplica a otro debe concretar la descalificación inmediatamente, lo mismo sucede con el martinete.

Debe también auxiliar a los luchadores, detener el encuentro y llamar a los médicos cuando algún gladiador sufra una lesión o se conmocione.

En las luchas de tercias los ánimos se llegan a encender y en ocasiones los rudos se exceden en los castigos aún y cuando ya terminó la caída, por lo que el réferi puede declarar una descalificación.

Puede decretar también la descalificación si un luchador despoja de la máscara a otro para intentar llevarse el triunfo. Si observa que un luchador desata las agujetas de la máscara de otro debe prevenirlo de que no lo haga.

En una lucha de apuestas, ya sea de campeonato, cabellera o máscara, el réferi debe estar atento para que no intervengan los seconds, pues si lo hacen vendrá la descalificación.

Si los luchadores se encuentran debajo del cuadrilátero debe contar 20 segundos y si en ese lapso de tiempo los gladiadores no vuelven al enlonado tiene que decretar un empate.

En el momento del triunfo de un luchador sobre otro, ya sea por el conteo de las tres palmadas o la rendición, en un encuentro normal o una lucha de apuestas, es el réferi quien levanta la mano al ganador.

Sin embargo, a pesar de que el réferi es quien debe impartir justicia dentro de las doce cuerdas, hay quienes están del lado rudo y quienes son toda legalidad.

¿Quién no recuerda al Gran Davis? Un hombre de baja estatura, piel morena, bigote, estómago abultado y ese guante  negro en la mano derecha que siempre lo caracterizó. Apoyaba a los rudos sobre el ring y hacía rabiar a la afición. Pese a todo era un tipo carismático.

En el otro extremo, de lado de la justicia, estaba el güero Rangel. De piel blanca, de ahí su apodo, pelo claro, estatura media, era un hombre pulcro sobre el cuadrilátero. Siempre fue imparcial respetando los cánones de la lucha libre.

En la actualidad, hay réferis de calidad que se han ganado un respeto a lo largo de los años.

Uno de ellos es Baby Richard, quien imparte justicia dentro del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) en los encuentros de la catedral de la lucha libre, la Arena México.

Otro de ellos es Rafa El Maya, un hombre de amplia experiencia a quien hace poco el CMLL le dio las gracias. Es una lástima que en la seria y estable no cuente más con sus servicios.

Algo que nadie hubiera imaginado, ni en sus sueños más bizarros, es que El Tirantes, ingresara al Consejo Mundial de Lucha Libre.

El Tirantes, es un réferi polémico que hizo toda su carrera prácticamente dentro de la Triple A y saltó a las filas de la empresa de lucha libre más antigua de nuestro país.

Sobre el cuadrilátero apoya al bando rudo, no pierde la ocasión para perjudicar a los técnicos y en el CMLL no ha sido la excepción.

De lado de la Triple A, hay un réferi estandarte, sinónimo de justicia sobre el cuadrilátero, don Pepe ‘Tropi’ Casas.

Es un hombre carismático, lo caracteriza su pelo largo amarrado en cola de caballo y una banda sobre la frente. Su presencia en el cuadrilátero es sinónimo de imparcialidad.

En la caravana estelar se encuentra también El Hijo del Tirantes, quien heredó el estilo de su padre, apoyar al bando rudo. Con un físico bien trabajado, el joven réferi no pierde la ocasión en fastidiar al bando técnico en cuanto puede.

Y usted amable lector ¿a qué réferi recuerda?, ¿quién es su favorito?

Un encuentro de lucha libre no concebiría sin un réferi, es el encargado de llevar a buen puerto el enfrentamiento de los luchadores, el que levanta la mano al triunfador, es el que imparte justicia sobre el ring.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com