De 2 a 3 caídas

El riesgo de perder la máscara

 Perder la máscara no es solo caer ante el rival y quedar con el rostro al descubierto.

No es cargar con la derrota tras la lucha y pagar la apuesta frente a cientos, a miles de aficionados.

Perder a la máscara no es solo tener una mala noche. No es continuar con la carrera con el rostro al descubierto y ya.

Perder la máscara significa mucho más. Es saber si los aficionados recibirán bien o no al luchador. Si continuarán dándole el apoyo o se olvidarán de él.

Es saber si el luchador sacará la casta. Si se siente cómodo sin la máscara, si demuestra carisma ante los aficionados y lo arropan o simplemente se convierte en uno más.

Es la consagración o perderse en el abismo. Son muchos los que han despuntado su carrera sin la máscara pero también hay quienes se van rezagando.

Hay luchadores que perdieron la máscara y tomaron un segundo aire en su carrera manteniéndose en los sitios estelares.

Ahí están los nombres de Cien Caras, Konan, Shocker, el Satánico, el Cibernético y varios más.

Si habláramos de las dos empresas más importantes de la lucha libre de nuestro país ¿qué ha sucedido en los años recientes en el Consejo Mundial de Lucha Libre? El Último Guerrero perdió la tapa ante Atlantis pero conservó la calidad luchística sobre el ring. A pesar de caer frente al ídolo de los niños en un gran encuentro el último de su estirpe se mantiene en los sitios estelares. Lo mismo sucede con Volar Jr., perder ante La Sombra no fue impedimento para quedar en el olvido.

Actualmente es uno de los mejores luchadores del Consejo Mundial de Lucha Libre. Y hablando de La Sombra, tras caer ante Atlantis se mantuvo en los planes estelares dentro de la seria y estable hasta emigrar a la World Wrestling Entertainment (WWE).

La Máscara también permaneció en los primeros planos después de caer ante Dragón Lee. Aunque más adelante salió de la empresa en el terreno independiente conserva su estatus de estrella.

Rey Bucanero también perdió la máscara, sin embargo con el rostro al descubierto se mantuvo en el gusto de la afición y en los sitios importantes dentro de la empresa.

En esta lista alcanza a entrar el nuevo Pierroth, quien a pesar de perder ante Diamante Azul se mantiene en los primeros planos al lado de su hijo Rush quienes continúan en los sitios estrella de la seria y estable.

Sin embargo, casos como el del Felino o Blue Panther, que perdieron la máscara en la Arena México, no permanecieron en los principales sitios de la empresa aunque se mantienen dentro de ella.

Black Warrior perdió la máscara dentro de la empresa y aunque se mantuvo en los primeros sitios al final salió de la compañía.

Lizmark Jr también perdió la careta dentro del Consejo Mundial de Lucha Libre y terminó en el terreno independiente. En la casa de enfrente, en la Triple A, el luchador que ganó mucho más al perder la máscara fue el Cibernético.

Es un luchador polémico pero al mismo tiempo carismático que se ganó a los aficionados con el rostro al descubierto, no solo se mantuvo en los sitios estelares de la tres veces estelar sino que fue un estandarte de la empresa por muchos años.

Máscara Año 2000 perdió la máscara dentro de la compañía sin embargo fue arropado por los aficionados sin la tapa para convertirse en un rudo de época. Aunque más adelante saliera de Triple A se mantuvo en los primeros sitios.

Otro que también salió ganando al perder la máscara es el Mesías.

No solo quedó con el rostro al descubierto sino que se volvió un ídolo para los aficionados de la caravana estelar por mucho tiempo.

Recientemente una de las máximas figuras de la lucha libre de nuestro país perdió la máscara en Triplemanía XXV, Dr. Wagner Jr.

Sin embargo, su calidad no está en duda y se mantiene en los sitios estelares en Triple A y el terreno independiente aún sin la máscara.

En contraste, Súper Caló perdió la máscara en Triple A y más adelante salió de la empresa.

Otro que también la perdió en una Triplemanía y que también salió de la empresa tras una campaña con la facción llamada El Consejo, fue Máscara Año 2000 Jr. Súper Fly también perdió la máscara en la tres veces estelar, aunque no está en los sitios estelares sí forma parte del elenco principal de la compañía fundada por Antonio Peña al lado de los OGT's. Perder lo más preciado que tiene un luchador, la máscara, es correr el riesgo de quedar en el olvido o mantenerse y consagrarse en los sitios estelares.

Es un riesgo que muchos toman pero que a pocos le significa un segundo aire en su carrera y alcanzar los estatus de estrella, ídolo y figura.