De 2 a 3 caídas

¿Hay ídolos en la lucha libre?

En el mundo de la lucha libre ha habido grandes luchadores que han alcanzado la idolatría gracias al apoyo de la afición, el ejemplo más claro es El Santo, el enmascarado de plata.

Un ídolo es que aquel luchador que llena las arenas en cada presentación, que cuenta con el apoyo incondicional de los aficionados, carismático y que su calidad lo respalda sobre los cuadriláteros.

Pero al día de hoy, ¿tenemos ídolos en la lucha libre de nuestro país?, ¿qué luchador abarrota la arena en la que se presenta?, ¿de qué gladiador se están contando sus hazañas actualmente?

Luchadores de calidad los hay en nuestro país y eso no se puede negar, pero aunque rosan en la idolatría siempre hay algo que les impide alcanzar este estatus.

Dr. Wagner Jr. es un luchador de calidad comprobada, forjado en el extinto Torero de Cuatro Caminos, es una de las principales figuras de la lucha libre mexicana.

Sin embargo, después de salir del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) no ha encontrado regularidad y estabilidad.

Su ingreso a la Triple A fue duramente criticado por sus aficionados. En esta empresa encontró un rival de calidad, El Mesías, y ambos dieron una lucha por el megacampeonato catalogada de las mejores en nuestro país.

La historia es de todos conocida, Dr. Wagner Jr. dejó la tres veces estelar para engrosar las filas de los independientes.

Si rivalidad con L. A. Park es un clásico, sin embargo no ha habido promotor que pueda firmar una lucha de máscaras entre ambos guerreros.

Heredero del gran can de Nochistlán, el Hijo del Perro Aguayo es un luchador carismático que ha sabido mantener el nombre de su padre en alto.

En las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre era una de las principales figuras de la seria y estable. Sin embargo dejó la empresa para dar vida a los Perros del Mal.

Actualmente hace campaña dentro de la Triple A, pero atrás han quedado los encuentros que brindaba a ras de lona de llaveo y contra llaveo.

El Hijo del Perro Aguayo es un luchador de arrastre, pero salir del CMLL, caminar en terreno independiente e ingresar a la caravana estelar no le ha favorecido.

En el Consejo Mundial de Lucha Libre hay un gladiador con calidad y carisma, cualidades para alcanzar la idolatría, nos referimos a Mr. Niebla.

Sin embargo, la empresa no lo coloca en sitios estelares ni tampoco en los magnos eventos.

El CMLL desaprovecha a un luchador que bien puede llenar el vacío que alguna vez dejó Dr. Wagner Jr.

Aunque también hay que mencionar que Mr. Niebla a pesar de su calidad ha dejado de hacer muchas cosas para dar paso a situaciones chuscas como líder de la Peste Negra que en nada le benefician a un luchador de su categoría.

En las filas del Consejo está también el mil por ciento guapo Shocker, luchador recio, heredero del Pato Soria, que entre su salida y regreso a la empresa así como las lesiones, no ha podido recuperar el estatus de figura.

Aunque volvió por sus fueros y acaba de protagonizar el ‘Homenaje a dos leyendas’, sigue sin recuperar del todo el apoyo de la afición.

Todos estos luchadores son de calidad comprobada, carismáticos, herederos de un hombre que han sabido mantener, pero por alguna u otra razón aunque han arañado la idolatría no se han mantenido en ella.

Dejar una empresa, relajarse en su calidad, entrar al terreno independiente son solo algunos de los motivos para no estar dentro del estatus de ídolo.

Desde el punto de vista de quien escribe estas líneas, el último gran ídolo de la lucha libre de nuestro país fue Místico, hoy convertido en Sin Cara.

El ex Místico abarrotaba la arena en la que se presentaba, a pesar de ocultar su identidad debajo de una máscara era un luchador carismático, atrapó a la afición con su estilo de luchar aéreo y espectacular, se presentaba en un mismo día hasta en cuatro o más arenas.

El ex príncipe de plata y oro fue un luchador que conectaba con la afición, llenó innumerablemente tanto la Arena México como las distintas plazas en las que se presentaba.

Sin embargo, todo principio tiene un fin y el ex Místico dejó el Consejo Mundial de Lucha Libre para ingresar a la World Wrestling Entertainment (WWE) para convertirse en Sin Cara.

La fortuna no fue la misma para él en Estados Unidos y hoy está de regreso en nuestro país buscando escribir una nueva historia.

¿Hay ídolos en la lucha libre de nuestro país?, al día de hoy no los hay, hay figuras y estrellas, pero no hay luchadores que muevan masas en las arenas y en el país como lo hicieran gladiadores de antaño.

Ya llegarán porque la afición necesita de ellos, de ídolos.

cuachara_luchagor@hotmail.com