De 2 a 3 caídas

Se debe poner a prueba la lucha libre

La lucha libre de México es la mejor del mundo. Esta es una frase recurrente de quienes gustan de este deporte, de luchadores y comentaristas.

Y no lo ponemos en tela de juicio, sin embargo, los luchadores deberían probarlo no sólo con gladiadores de nuestro país sino del extranjero.

México, Estados Unidos, Japón y Puerto Rico son los cuatro países en donde se practica la lucha libre.

En nuestro país hay luchadores de calidad comprobada, que pertenecen a determinadas empresas y otros que se desenvuelven en el terreno independiente.

Incluso a México llegan luchadores de Estados Unidos y Japón para aprender la lucha libre que hay en el país.

En contadas ocasiones las principales empresas de lucha libre contratan a luchadores extranjeros de Japón y Estados Unidos y se enfrentan a sus gladiadores.

Es ahí donde se enfrentan sus oponentes extranjeros y se mide en verdad la calidad de la lucha libre mexicana.

También hay que mencionar que luchadores de México realizan giras en Japón en sus principales empresas y en el circuito independiente.

En México la lucha libre es a ras de lona, con llaveo, contrallaveo, castigos y lucha aérea. Está también el concepto de lucha extrema que hay a quienes gusta y a quienes no.

En el país vecino, Estados Unidos, por años de caracterizó por contar con luchadores fuertes, físicos buen trabajados, más musculatura que técnica.

Sin embargo, la aparición de nuevas empresas además del circuito independiente hizo que el nivel luchístico aumentara y dejaran de verse pesos completos para dar paso los pesos medio y crucero con mayor agilidad y variedad en movimientos.

En tanto en Japón, la lucha libre se desarrolla con castigos fuertes, de poder, sin tanta teatralidad y menos lucha aérea.

Allá hay tres empresas principales de lucha libre además de los gladiadores que se desarrollan en el circuito independiente así como la lucha hardcore.

Ahora bien, el luchador mexicano ha sido considerado un gladiador de calidad por los conocimientos luchísticos dentro del cuadrilátero.

La escuela mexicana es un ejemplo fuera del país y son muchos los gladiadores extranjeros que vienen aquí a adquirir sus conocimientos.

Sin embargo, para probar que los luchadores mexicanos son los mejores deben demostrarlo frente a los gladiadores extranjeros, aunque son pocas las veces en las que se pueden enfrentar.

Vemos cómo cada cuatro años se celebra un mundial de futbol e incluso los juegos olímpicos y anteriormente me preguntaba ¿por qué no se realiza un mundial lucha libre?

Sí, una competencia de lucha libre en donde se demuestre qué luchador es mejor y con ello qué país.

¿Se imaginan una mundial de lucha libre con gladiadores de México, Estados Unidos, Japón y Puerto Rico?

Y ustedes pueden decir, eso ya se hizo, lo acaba de hacer una empresa mexicana hace unos meses.

Pero aunque fue un buen ejercicio, no se trató de una competencia en donde estuvieran los mejores luchadores del mundo ni las mejores empresas.

Aunque es algo que por compromisos, marcas, tiempo y espacio es sumamente difícil lograr sería algo bastante bueno para la lucha libre.

Reunir en una competencia a los principales países en los que hay lucha libre, las principales empresas y los mejores luchadores en las distintas categorías.

¿Se imaginan enfrentarse los mejores luchadores de México frente a los de Japón?, ¿Y los de Estados Unidos con los de Puerto Rico? O un enfrentamiento entre gladiadores de México contra Estados Unidos.

En estos cuatro países hay luchadores de excelente calidad tanto en peso completo, medio y crucero. Y atrás tampoco se quedan las luchadoras.

Probar que la lucha libre mexicana es la mejor debería reforzar y deja en claro la frase: la lucha libre de México es la mejor del mundo.

Incluso, en un escenario de que se tuviera una competencia de este tipo y que México no quedara en un primer sitio sirve como termómetro para ver realmente cuál es el nivel y la calidad del luchador mexicano frente a los extranjeros, llámense japoneses, estadounidenses o puertorriqueños.

En México hay luchadores de gran calidad que pertenecen a las dos principales empresas de lucha libre del país además de aquellos que se encuentran en el terreno independiente.

Probar su calidad les vendría bien, no sólo están en competencia dentro de sus empresas pues hay quienes han tenido la oportunidad de enfrentar a gladiadores extranjeros e incluso han viajado a Japón.

Decir que lucha libre de México es la mejor del mundo no es sólo una frase que se deba pronunciar, es algo que los luchadores deben demostrar.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com