De 2 a 3 caídas

Carístico vs Místico

Carístico y Místico se encontraron nuevamente el viernes pasado en el ring de la Arena México en una lucha de relevos australianos.

Ambos eran los capitanes de sus esquinas. Soberano y Último Guerrero del lado de Carístico y Volador Jr. y el Terrible del lado de Místico.

Aunque en el papel todo apuntaba a que ambos dieran rienda suelta a su rivalidad, la intromisión de Volador Jr. en varios instantes de la lucha evitó que así sucediera.

Los dos eran los capitanes, sin embargo no definieron la lucha, terminó en un empate.

Aunque han tenido algunos encuentros desde el regreso de Carístico no se han enfrascado en una rivalidad debido a que no son programados en contra constantemente.

Sin embargo, esta es la rivalidad del morbo. Por un lado tenemos a Carístico que regresó al Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y dio vida al personaje de Místico dejándolo en lo cúspide.

Del otro lado tenemos a Místico, quien anteriormente era Dragón Lee, quien tomó el personaje y no ha tenido el mismo brillo que el anterior luchador aunque su calidad no está en duda.

El Consejo Mundial de Lucha Libre cuenta con dos luchadores en la que pueden explotar una rivalidad para regresar los llenos a la Arena México. La lucha del morbo.

En una esquina Carístico buscando recuperar el personaje y de la otra Místico defendiéndolo.

Sin embargo, hay que ser claros en el momento en que ambos luchadores se encuentran.

Carístico regresó al Consejo Mundial de Lucha a inicios de año pero en su regreso no ha recuperado el sitio estelar que tenía antes de su partida.

Los tiempos han cambiado desde su partida y al regresar no recuperaría en un instante todo lo que obtuvo en el pasado con el personaje de Místico, hay nuevos luchadores en la empresa y son otros quienes ahora ocupan los sitios estelares.

Lo que es un hecho es que no se ha vuelto a instalar en los sitios estelares ni ha encabezado algunas de las magnas funciones de la seria y estable.

En tanto, Místico tomó un personaje que se encontraba en lo más alto y la afición identifica perfectamente quién le dio vida anteriormente y al nuevo luchador que lo porta.

Ha sido criticado sí, por tomar el personaje y no con ello ha sido constante en los sitios estelares.

Sin embargo, también hay que reconocer Místico es un luchador de calidad y se arriesgó con el personaje.

Un giro en su carrera no le vendría mal, cambiar de técnico a rudo y unirse a los Ingobernables.

Ahora bien, el personaje de Místico pertenece al Consejo Mundial de Lucha Libre y no al luchador, en tanto Carístico es dueño de su personaje.

Lo ideal sería que ambos se enfrascaran en una rivalidad encarnizada en cada encuentro y que la empresa apostara por una lucha por el nombre entre ambos, una lucha de máscara contra máscara.

Sin embargo, en casi un año del regreso de Carístico al Consejo la empresa no ha apostado por esta rivalidad.

El encuentro del viernes pasado apuntaba para que ambos sobresalieran del resto pero fueron pocos los momentos en los que se encontraron de frente.

Incluso Místico rompió la máscara de Carístico en un momento de la lucha y en el instante en que Carístico haría lo mismo intervino Volador Jr.

Y al ser ambos los capitanes cuando todo hacía suponer que los dos definirían la lucha no fue así pues en la tercera caída el Tirantes contó los veinte segundos con los seis luchadores fuera del cuadrilátero.

Tampoco fue uno de los dos quien pidió la revancha, lo hizo el Último Guerrero al momento de tomar el micrófono.

El año está prácticamente por terminar. El 85 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre será en septiembre del 2018. Si la empresa apuesta por ambos luchadores bien podrían llegar a un encuentro de apuestas y encabezar el magno evento de la compañía.

En un escenario de que el Consejo diera luz verde a la rivalidad y que ésta encabezara el sitio estelar de su siguiente aniversario ¿quién ganaría más?, ¿quién perdería más?

Si se hiciera la lucha y ganara Carístico recuperaría el personaje que lo llevó la cúspide de su carrera. Si ganara Místico se encumbraría en su carrera al derrotar al luchador que le dio vida al personaje.

La afición saldría ganando al ver la rivalidad de ambos luchadores en las distintas plazas, y el Consejo también saldría ganando al atraer a los aficionados a sus arenas al enfrentar a los dos gladiadores.

Esta es una rivalidad del morbo. Una rivalidad por el personaje. Una lucha por el orgullo. Una oportunidad para dejar en claro quién es el mejor.

¿Habrá lucha de máscaras? El Consejo tiene el sartén por el mango.

cuachara_luchagor@hotmail.com