De 2 a 3 caídas

Violento Jack

A Violento Jack lo entrevistó alguien aunque no sabe quién es. Pero eso lo sabré hasta que me encuentre con él luego de poco más de media hora en la que Aero Boy y yo tratamos de localizarlo.

Mensajes a su celular, llamadas y nada. Es martes, hace frío, el cielo amenaza con lluvia, son las siete y media de la noche y los fans comienzan a llegar a la Arena Afición. Aero Boy y Violento Jack defenderán los campeonatos de parejas X-LAW ante Cíclope y Miedo Extremo.

Quiero escribir la columna sobre Violento Jack, pero no quiero hacerlo sin conocerlo en persona. Como decía Ryszad Kapuscinski, el gran maestro del periodismo: es erróneo escribir sobre alguien con quien no se ha compartido al menos un poco de su vida.

Aero Boy sale de la Arena Afición y nos encontramos, llegó junto con su compadre pero lo ha perdido, le manda mensajes, le llama, no contesta el celular. Regresa a la Arena y espero afuera. Unos minutos después de las ocho de la noche Aero Boy sale nuevamente, ahora con Violento Jack, al fin.

Nos saludamos. Violento Jack trae una maleta en el hombro y el apretón de mano en el saludo es suave de parte del luchador extremo. Acordamos hacer la entrevista adentro de la Arena.

Ya te estaba esperando, le digo una vez que entramos al inmueble. Sí, es que me estaban entrevistando, pensé que eras tú. No, yo estaba afuera, le vuelvo a decir.

Entramos a un vestidor de la Arena. En su interior un baño, un espejo y una banca. Llega Aero Boy con la mirada clavada en su celular.

Violento Jack coloca su maleta en la banca y justo antes de comenzar la entrevista se despoja de la máscara. Nooo, pensé en mi interior, la identidad de un luchador es sagrada. A unos metros Aero Boy se levanta la máscara y deja el rostro al descubierto. No lo quise mirar bien, su identidad sigue sin ser trastocada.

Violento Jack trae una cicatriz en la frente, me adapto rápidamente a tenerlo junto a mí con el rostro al descubierto.

Se expresa igual que en las entrevistas que le han hecho por televisión, de manera coherente, con educación y fluido. No sólo es luchador, estudió la carrera de Psicología aunque no la ejerce.

Me dice que es originario de Cárdenas, Tabasco, pero que llegó a los seis años a Tulancingo y ha hecho toda su vida ahí. Que tiene 26 años. Que tiene novia. Que está por cumplir once años como luchador. Que su primer maestro fue Crazy Boy. Que lo debutó Julio Islas. Que no ha ganado ninguna máscara ni cabelleras. Que es campeón extremo DTU con más de 400 días de reinado. Que es campeón de parejas X-LAW y campeón de tríos IWL. Que en una ocasión perdió la cabellera en el cuarto aniversario de DTU. Que Aero Boy es su compadre en la vida real. Que aunque no es una molestia tiene una condición genética en la rodilla izquierda. Que en el tema de las lesiones ha tenido cortaduras, esguinces en los dos tobillos y una quemadura de segundo grado. Que le gusta el cine, los videojuegos y cocinar.

Afuera del vestidor comienza a escucharse el barullo de la gente que ingresa a la Arena. La entrevista fluye entre pregunta y respuesta.

“Originalmente yo quise luchador por la lucha extrema. Yo desde que vi la lucha extrema yo dije: yo quiero hacer eso. Me acuerdo mucho de una lucha muy mítica que fue la de los Hardy Boys, Jeft Hardy y Mat Hardy en contra de Edge y Christian en un Wrestlemenia, en lucha de mesas escaleras y sillas. Ese tipo de lucha me impactó”, me cuenta Violento Jack.

Hay gente que critica a la lucha extrema por tanta sangre, le digo. Y me dice que él defiende su lucha extrema pero que no defiende ni toda la lucha libre ni toda la lucha extrema porque hay quienes no respetan ambos estilos. “Yo trato de que mi estilo de lucha extrema sea más completo”.

-¿Quién es Violento Jack?-, le pregunto.

Lo piensa un poco y responde: Violento Jack es como un monstruo, siempre lo he concebido como un monstruo de película de terror, el personaje.

Me dice que una de sus mejores luchas ha sido frente a Cíclope en el aniversario del año pasado en DTU y que su rival más significativo es Aero Boy.

-¿Después de una lucha extrema cómo bajas del ring?

-En realidad me siente muy golpeado, muy cansando. Todo te duele. Lo peor es bañarse, es horrible, yo creo que duele unas cien veces más que cuando estas arriba del ring, es de lo peor que puede haber.

Termina la entrevista. Violento Jack se coloca la máscara y salimos del vestidor. Otro apretón de mano suave al despedirnos y enfila hacia el ring. Acaba la lucha con los brazos ensangrentados y con el campeonato en el hombro. Él es Violento Jack.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com