De 2 a 3 caídas

Super Crazy y el Felino por las cabelleras

La rivalidad duró el tiempo necesario para madurar y ya hay fecha para la lucha de cabellera contra cabellera entre Super Crazy y el Felino. La cita, el 28 de febrero en la Arena México.

Super Crazy regresó de Japón y se encontró con el Felino en la Liga Elite. Tras varios encuentros nació la rivalidad.

Ambos luchadores se inconformaban por resultado de las luchas que en ocasiones se definían por un faul.

Los retos por las cabelleras no se hicieron esperar entre los dos gladiadores. La dinastía Crazy contra la dinastía Casas.

En sus declaraciones tanto el Felino como Super Crazy reconocían la calidad de uno y del otro.

El Felino es consciente de que Super Crazy es un luchador que ha pisado distintos países. Y Super Crazy sabe que el Felino proviene de una dinastía de peso en la lucha libre de nuestro país.

Lanzados los retos por las cabelleras parecía que las palabras quedarían en el aire, como muchos otros tras un momento de calentura después de una lucha.

Sin embargo, hace unos días la Liga Elite anunció oficialmente el encuentro de cabellera contra cabellera entre ambos luchadores.

El regreso al país de Super Crazy no tuvo los reflectores que debiera pues es una estrella de talla internacional que ha tocado puertas fuera del país ganándose la admiración y el respeto en Japón.

Si hablamos que en política el país tiene embajadas en distintas partes del globo terráqueo, en lucha libre Super Crazy es el embajador de la lucha libre mexicana en el mundo, su trayectoria en distintos países así lo avala: Estados Unidos, Japón, Alemania, Chile, Perú, Brasil y Puerto Rico.

Aunque estar de vuelta en México no llamó la atención como merece, su calidad sobre el cuadrilátero y la rivalidad con el Felino hizo que se volteara a verlo. Super Crazy es un luchador de pocas palabras pero de certezas, en su mente estaba fija una lucha de cabelleras contra el Felino.

Los empresarios de la Liga Elite notaron la rivalidad de ambos luchadores así como las declaraciones en donde ambos se retaban y hace unos días hicieron pública la lucha de apuestas y le pusieron fecha, el 28 de febrero en la Arena México, la catedral de la lucha libre.

Del lado de enfrente está el Felino, un luchador integrante de la dinastía encabezada por don Pepe Casas, el Negro Casas, Heavy Metal además de los hijos del Felino que se están abriendo un sitio en el rudo deporte de la lucha libre.

En sus mejores tiempos el Felino fue llamado el luchador más rápido de la baraja luchística por su agilidad y rapidez en sus movimientos dentro de las doce cuerdas. Y aunque no ha perdido del todo esa característica conserva la calidad al manejar un estilo a ras de lona, rudo y técnico.

Es integrante de la Peste Negra, agrupación con la que su carrera volvió a tener un empuje luego de perder la máscara ante la Sombra.

Sus dos hijos, Puma King y Tiger se están abriendo paso en las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

La rivalidad con Super Crazy nació en las funciones de domingos en la Liga Elite y es ahí donde concluirá aunque el Felino forme parte del Consejo Mundial de Lucha Libre.

El Felino sabe perfectamente que está en casa, que su calidad como luchador no está en duda, pero enfrente tiene a un rival difícil de vencer como lo es el loco de Tulancingo.

Ambos han ganado los encuentros en donde se han enfrentado, por un lado Super Crazy, por el otro el Felino, a veces la lucha ha concluido en el centro del ring con un castigo y toque de espaldas o con una llave de rendición o con un faul.

La rivalidad se elevó hasta el reto por las cabelleras y ahora se verán las caras en un mano a mano por el orgullo.

Sin demeritar la trayectoria del Felino, la cabellera de Super Crazy es mucho más cotizada. Ha viajado a varios países, estuvo en la World Wrestling Entertainment (WWE) y en Japón ha enfrentado a luchadores de calidad, allá donde la lucha libre es más fuerte y recia. En Japón se ganó el respeto a lado de Ricky Marvin.

El Felino estará en casa, pero Super Crazy es un luchador de talla internacional. Al Felino lo avalan los Casas, al hijo pródigo de Tulancingo la dinastía Crazy. El Felino es estrella en México, Super Crazy ha viajado por el mundo.

Super Crazy es un luchador completo. Domina las tres escuelas de lucha libre: la mexicana, la estadounidense y la japonesa. Se desenvuelve en el estilo rudo, en el técnico y su estancia en Japón le ha dejado un aprendizaje de un estilo recio con castigos de poder.

El próximo domingo caerá una cabellera y me atrevo a decir que no será la de Super Crazy.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com