De 2 a 3 caídas

Predecible perder la cabellera

En ocasiones los resultados de algunos encuentros de apuestas en la lucha libre son tan predecibles que al ver el cartel la afición sabe perfectamente quién ganará el encuentro.

Pero ¿por qué sucede esto? Simplemente por la superioridad de un luchador sobre otro, por la veteranía de alguno de los dos lo que hace predecible su derrota o porque hay luchadores enmascarados que están en la cima de su carrera que no hay manera en que puedan revelar su identidad.

Aunque enfrentamientos de este tipo, máscara contra máscara o cabellera contra cabellera en ocasiones son una burla para los aficionados. El verdadero aficionado sabe perfectamente quién será el vencedor y quién se irá a casa con la derrota.

Para muestra un botón: el encuentro de cabellera contra cabellera entre Rush y Máximo para el Homenaje a dos leyendas del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

¿Quién va a ganar el encuentro? Evidentemente el vencedor será Rush. Está en la cima de su carrera. Ocupa los sitios estelares en la seria y estable. Es el líder de los Ingobernables. Es un peso completo. En su corta carrera no ha perdido la cabellera y ha rapado ya al Terrible y a Shocker.

De la de enfrente está Máximo, un luchador que no tiene ni el peso ni la estatura ni ocupa los sitios estelares como su rival.

¿En verdad alguien cree que Máximo podrá vencer a Rush?, ¿En verdad alguien cree que tiene alguna posibilidad?, ¿En verdad alguien cree puede salir con la mano en alto?, ¿En verdad alguien cree que puede rapar al Ingobernable?, ¿En verdad alguien cree todo esto?

Es una burla, una tomada de pelo este encuentro. Es una lucha tan dispareja, tan fuera de sí, tan no creíble.

¿Quién queda mal con encuentros de este tipo? De entrada el luchador que saldrá con la derrota porque perfectamente sabe que no será el vencedor.

Pero también la empresa porque insulta a la afición al aceptar un encuentro de este tipo cuando ni las condiciones son parejas porque ambos son de un peso totalmente distinto y porque evidentemente el resultado es tan predecible.

¿O a caso hay quienes piensan que Rush perderá la cabellera? Si un luchador como Shocker, de su estatura y que lo superaba en peso, no lo pudo vencer, menos lo podría hacer Máximo.

El Terrible, un luchador del peso y estatura de Rush, tampoco pudo vencer al llamado Toro Blanco. ¿A caso hay quienes creen que Máximo podrá hacerlo?

Bueno y si nos fijamos en el encuentro de cabellera contra cabellera que encabezará el Homenaje a dos leyendas entre el Negro Casas y Volador Jr el tema es el mismo.

Volador Jr será el vencedor. Sí, así como lo lee. El aficionado que sigue las funciones del Consejo Mundial de Lucha Libre lo sabe perfectamente.

Volador Jr está en la cima de su carrera. Ocupa los sitios estelares. Es un luchador joven, fuerte y de un estilo aéreo. Es prácticamente improbable que pierda la cabellera.

Su rival, el Negro Casas, un luchador veterano que sus mejores años ya pasaron, allá cuando enfrentaba a sus contemporáneos el Hijo del Santo, el Dandy, el Satánico.

El Negro Casas ha venido perdiendo la cabellera en luchas de apuestas casi cada dos años y para muestra otro botón o más bien varios botones.

Apenas en agosto del 2014 el Negro Casas perdió la cabellera contra Rush, un encuentro visiblemente disparejo por el tonelaje del Ingobernable y que el integrante de la Peste Negra no pudo superar. Cayó su cabellera.

En marzo 2012 Negro Casas también perdió la cabellera. En aquella ocasión el pique con Blue Panther llegó a su culminación en una lucha de cabellera contra cabellera.

Blue Panther pretendía aplicar un castigo a las piernas a su rival pero el Negro Casas lo atrapó, ambos quedaron en espaldas planas, vino el conteo del réferi y decretó un empate. Ambos perdieron la cabellera.

Pero si nos vamos octubre del 2010 el Negro Casas también volvió a perder la cabellera, ahora ante Charly Manson.

Charly Manson se presentaba como luchador independiente e invasor del Consejo Mundial de Lucha Libre. Se dio el enfrentamiento directo de cabellera contra cabellera ante el Negro Casas, ahí perdió la cabellera.

Y un año antes, en septiembre del 2009 el Negro Casas apostó su cabellera contra la máscara de Místico, el príncipe de plata y oro.

Místico se encontraba en lo más alto de su carrera, encabezaba los sitios estelares, había alcanzado la idolatría y la afición llenaba las arenas solo para verlo. Evidentemente su máscara no caería y sí, el Negro Casas también perdió la cabellera.

Entre Volador Jr y el Negro Casas ya saben quién perderá la cabellera.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com