De 2 a 3 caídas

Pinche fraude

Doce del día con cincuenta y dos minutos del sábado. Unas horas antes de entregar la columna para este domingo.

Se acaba de ir la luz y no sé como enviaré el texto a la redacción del periódico. Es lógico que lo haga por correo electrónico, pero como dije, no hay luz.

La persona que arregla una instalación eléctrica afuera del lugar donde vivo me dice que el servicio se restablecerá entre 20 y 30 minutos. Eso espero.

Bueno, entremos en materia.

Hablar de lucha libre. La frase del tipo bajito, piel morena y abdomen abundante fue contundente: "pinche fraude".

Gritó estas dos palabras antes de abandonar el área de gradas y salir de la Arena Afición el martes pasado.

Ni siquiera esperó a que terminara el encuentro final.

Acompañado de otro hombre grito el par de palabras, comenzó a bajar los escalones de las gradas y se marchó.

El hombre molesto se refería a la lucha estelar del martes por la noche, un encuentro de lucha extrema entre Psycho Clown, Pentagón Jr y Pagano.

Es martes por la noche y en la Arena Afición se ha presentado un cartel de la empresa Triple A grabado para la televisión.

Hacía mucho tiempo en que no se tenía un evento de este tipo en el inmueble de la calle Cuauhtémoc.

El encuentro transitó de manera lenta. La afición apoyaba a Psycho Clown por momentos pero luego se encendían los gritos de "cero miedo", en apoyo a Pentagón Jr.

Golpes y castigos en un primer momento entre los tres gladiadores para después dar paso a la lucha extrema con sillas, un bote de aluminio y enormes tablas de madera.

La lucha no tuvo un buen ritmo aunque por momentos con los golpes con el bote de aluminio y las tablas los aficionados se sorprendían.

¿Qué esperaba el hombre que gritó pinche fraude? Señor, es la empresa Triple A en donde el espectáculo está por encima del deporte.

¿Esperaba lucha a ras de lona? La lucha estaba pactada en modalidad de lucha extrema.

¿Esperaba movimientos más rápidos? Los tres luchadores son de peso semi completo y acostumbrados a la lucha extrema.

¿Quería ver el hombre lucha libre a ras de lona? Definitivamente estaba en la arena y en la función equivocada. Para lucha libre a ras de lona está el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) en sus funciones de viernes en la Arena México, la catedral de la lucha libre.

"Pinche fraude", gritó. El hombre está en todo su derecho de exigir una buena lucha. Pagó un boleto y quería ver lucha libre pero lo que estaba ante sus ojos eran golpes con objetos entre los tres luchadores.

Bueno y si hablamos de la lucha semifinal en donde se enfrentaron Dr. Wagner Jr. y el Texano Jr. en contra de El Mesías y Hernández después del encuentro El Mesías, bueno ninguno de los cuatro luchadores tenía una gota de sudor en el cuerpo.

Tras su lucha me preguntaba por qué algunos luchadores en ocasiones solo suben al ring a cumplir con la lucha como un mero trámite. Me preguntaba por qué no se entregan al cien.

Me preguntaba por qué hacen eso en las arenas chicas y en los inmuebles importantes se brindan por completo.

No sé que haya dicho el hombre que gritó "pinche fraude" pero seguro tampoco le habría gustado la lucha semifinal.

A mí en lo personal me agradó ver la Arena Afición llena, había algunos pequeños espacios vacíos en gradas y ring numerado pero prácticamente estaba llena.

Hacía mucho tiempo que no veía así la Arena.

He de mencionar que en la Arena sorpresivamente me encontré a un buen amigo, Lucio.

Sabía de su gusto por el cine pero no que le agradara la lucha libre. Llevaba a su pequeño hijo Mateo a ver a Psycho Clown, su luchador favorito. Mateo llevaba una máscara y un muñeco de Psycho.

No hay nada como disfrutar de tu deporte favorito a lado de la familia o de los hijos como el caso de Lucio.

Junto a nosotros había un pequeño que en las últimas tres luchas del cartel gritaba en todo momento a sus luchadores favoritos. La magia de la lucha libre.

La lucha semifinal conectó a los aficionados tanto con Dr. Wagner Jr. como con el Texano Jr. en cada uno de sus movimientos. La energía vino a menos en la lucha estelar.

Pero no dejo de pensar en el tipo que gritó "pinche fraude".

Evidentemente no le gustó para nada el encuentro estelar de la noche.

Si los luchadores en la semifinal y la final hubieran se hubieran entregado al cien y desplegado lucha libre a ras de lona la afición les habrían aventado dinero al ring como reconocimiento, pero definitivamente no fue así.

"Pinche fraude", gritó el tipo bajito, piel morena y abdomen abundante justo antes de dejar el área de gradas y perderse sobre la calle Cuauhtémoc.

cuachara_luchagor@hotmail.com