De 2 a 3 caídas

Los Perros del Mal

La frase era contundente: de los Perros del Mal no queda nada. Intento recordar a su autor pero por más que trato no viene a mi mente.

El tema llamó mi atención pues la facción de los Perros del Mal es una de las más emblemáticas en los últimos años dentro de la lucha libre de nuestro país.

Pero vamos por partes, resulta que aparentemente que el Hijo del Perro Aguayo, líder de la agrupación, se había separado de sus compañeros, Daga y Nicho el Millonario.

Sin embargo, más adelante se reveló que se trataba sólo de una estrategia planeada por el mismo Aguayo, quien actualmente milita en las filas de la Triple A.

Lo que sí es un hecho, es que desde hace tiempo, ni Halloween ni Damián 666 están más con los Perros del Mal, luchadores de comprobada calidad extrema.

Los Perros del Mal nacieron como agrupación dentro de las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

Para muchos esta fue la mejor época de la agrupación antes de dejar las filas del CMLL y engrosar el terreno independiente. En los últimos años han repartido rudezas en las filas de la caravana estelar.

A los Perros del Mal los han integrado muchos luchadores: Texano Jr, El Terrible, el mil por ciento guapo Shocker, Lizmark Jr, X-Fly e incluso hasta el Cibernético cuando era independiente.

Sin embargo, los luchadores que consolidaron a la agrupación y marcaron una época fueron sin duda alguna Héctor Garza, Mister águila, Halloween y Damián 666, todos liderados por el Hijo del Perro Aguayo.

Los Perros del Mal hicieron y deshicieron en su estancia en el Consejo Mundial de Lucha Libre maltratando a estrellas como Místico –hoy Sin Cara-, Último Guerrero, Negro Casas, Atlantis, Doctor Wagner Jr, Universo 2000 y El Hijo del Santo cuando trabajaba por fechas en el CMLL.

La agrupación, de un estilo cien por ciento rudo, siempre brilló sobre el ring, ya sea que se presentaran los cinco, o que el Hijo del Perro Aguayo fuera acompañado en tercia por Héctor Garza y Mister Niebla o por Halloween y Damián 666.

Héctor Garza siempre fue el mejor amigo del Hijo del Perro Aguayo y lo secundaba en todo momento sobre el ring para defenderlo de sus rivales.

Halloween y Damián 666, de un estilo extremo, se acoplaron bien a la agrupación siendo prácticamente pilares de la agrupación, en donde se pararan Los Perros del Mal, ellos estaban presentes.

Y Mister Niebla sorprendía por su estilo aéreo a pesar de ser un luchador de peso completo.

Después de una campaña exitosa y de consolidación en las filas del CMLL, el Hijo del Perro Aguayo dejó las filas de laseriay estable para volverse independiente y crear su propia compañía: Los Perros del Mal.

Sin embargo, en su nueva aventura no lo acompañó su mejor amigo, Héctor Garza, quién se quedó en las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre.

El Hijo del Perro Aguayo emprendió una nueva aventura en el terreno independiente, en donde Halloween, Damián 666 y Mister Águila lo acompañaron.

Posteriormente Mister Águila regresó al CMLL y X-Fly, luchador extremo, se colocó la camisa de Los Perros del Mal.

Si algo ha caracterizado al Hijo del Perro Aguayo es ser un luchador multifacético que todo el tiempo está en el ojo del huracán.

Después de conocer el terreno independiente, llegó a las filas de la Triple A acompañado de la jauría.

Ahí, Nicho el Millonario junto a Daga y Taya Valkyrie se unieron a Los Perros del Mal.

Posteriormente Héctor Garza alcanzó al Hijo del Perro Aguayo en la caravana estelar. Tiempo después vino el fallecimiento del Qerubín, un duro golpe para el grupo.

Más adelante, Damián 666 y Halloween dejaron a la facción para regresar a su natal Tijuana.

El Hijo del Perro Aguayo se quedó en compañía únicamente de Nicho el Millonario que aunque es un luchador extremo sus mejores épocas ya pasaron y Daga, luchador que aún es joven y le falta mucha lona por recorrer.

Las piezas fundamentales de Los Perros del Mal habían dejado de estar al lado del Hijo del Perro Aguayo.

Por si sólo el heredero del Perro Aguayo es un imán de taquilla, sin embargo la agrupación que conformó tuvo su época de esplendor dentro de las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Los originales Perros del Mal marcaron la historia de la lucha libre de nuestro país en la época reciente.

A pesar de su desarticulación, el Hijo del Perro Aguayo adelantó sorpresas para el 2014, y aunque lucha en solitario sigue siendo el consentido de la afición ruda donde se presenta.

Al parecer la agrupación se renovará con nuevos luchadores para el año entrante y dejar en claro que Dios perdona, los perros no. 

cuachara_luchagor@hotmail.com