De 2 a 3 caídas

El Hijo del Santo y su retiro temporal

La nota de la semana en el mundo de la lucha libre la dio el Hijo del Santo tras dar a conocer su retiro temporal de los cuadriláteros debido a una lesión en la médula espinal.

Serán entre seis y siete meses los que el hijo del enmascarado de plata no verá acción sobre el enlonado.

La lesión se ubica entre la quinta y la sexta vértebra por lo que deberá someterse a una intervención quirúrgica para evitar perder el movimiento.

Los 31 años de actividad profesional sobre los cuadriláteros del país le han pasado la factura al Hijo del Santo, por lo que tomó la decisión de retirarse temporalmente y atender el problema que lo aqueja.

Lo hemos mencionado en estas líneas muchas veces, los luchadores saben cómo suben al ring, pero no saben cómo van bajar.

Fue en el mes de septiembre cuando el plateado se dio cuenta de que algo andaba mal en su cuerpo por lo que acudió al médico e incluso a especialistas quienes lo diagnosticaron y le dijeron que tenía que hacer un alto en su carrera.

En el rudo deporte de la lucha libre, el gladiador está expuesto constantemente a las llaves, contrallaves, castigos, golpes, azotones, sillazos, caídas, que poco a poco van mermando el estado físico de quien está debajo de la máscara o el personaje.

Incluso hay quienes a pesar de las lesiones continúan adelante y las consecuencias vienen después con un retiro obligado de la lucha libre.

El Hijo del Santo señaló en conferencia de prensa que una vez que se someta a la intervención quirúrgica dependiendo del resultado sabrá si continuará con su carrera o no dentro de la lucha libre.

Luego de dar a conocer el anuncio de su retiro temporal, la noticia fue reproducida por distintos medios de comunicación, los portales dedicados a la lucha libre y en redes sociales.

Desde estas líneas deseamos que su operación sea todo un éxito para que vuelva a los encordados y continúe con el nombre que le heredó su padre, El Santo, la máxima leyenda de la lucha libre de nuestro país.

La condición física y el estado de salud de los luchadores son factores importantísimos para el desempeño y continuidad de un luchador sobre el ring.

Estar dentro de las doce cuerdas representa siempre un riesgo para los luchadores en donde las lesiones están a la orden del día. Lesiones que con atención médica, cuidados y tiempo se superan, otras definitivamente no tienen remedio y alejan a los gladiadores del pancracio.

El Hijo del Santo no pertenece a ninguna empresa, se maneja en el terreno independiente desde hace mucho tiempo con su propia compañía, Todo por el Todo, y tras dar a conocer la noticia a los medios de comunicación, mencionó que los promotores con quienes tenía pactadas fechas para el cierre de año lo han respaldado por lo que no tendrá mayor problema.

Aclaró que no se trata de un retiro definitivo, pues todo dependerá de cómo salga de la operación a la que se someta, misma que se prevé que sea para febrero o marzo del 2014.

Aunque no había nada oficial, sólo se había manejado algunas versiones, existía la posibilidad de que el Hijo del Santo podría apostar la identidad ante Doctor Wagner Jr y L.A. Park en un triangular.

Sin embargo, se atravesó el tema de la lesión y será a su regreso cuando finalmente se defina este tema.

Incluso Fuerza Guerrera, uno de los rivales más fuertes del Hijo del Santo sobre los cuadriláteros, tras enterarse de la noticia, le deseó una pronta recuperación.

“Santo: espero que lo de tu enfermedad no sea verdad pero si es así, espero tu pronta recuperación. Recuerda que le debemos una lucha de apuestas a la afición pero sobre todo sabemos que eres un guerrero y que tienes que salir adelante. Deseo tu pronta recuperación y total salud. Atte: tu coco”, escribió el mosco de la merced desde su cuenta de Facebook.

El heredero del enmascarado de plata mencionó que no quiso anunciar un retiro definitivo de la lucha libre pues tiene la esperanza de poder compartir el ring con su vástago en su debut, algo que él no pudo hacer con su padre.

Su hijo partió a principios del año a Japón a prepararse en la empresa Pro Wrestling NOAH para su debut.

Se trata del tercer luchador descendiente en línea directa de El Santo, quien se desenvuelve ya sobre el enlonado.

La posibilidad ahí está, ver en un mismo ring al Hijo y Nieto del Santo, todo dependerá del éxito de la operación del heredero de Rodolfo Guzmán Huerta.

Será en el segundo semestre del 2014 cuando el Hijo del Santo esté de vuelta después de este alto momentáneo en su carrera, sus rivales y su afición ya lo esperan.