De 2 a 3 caídas

Fiebre mundialista

Para cuando usted lea esta columna la fiebre mundialista se habrá apoderado de una buena parte de la sociedad.

El mundial de futbol de Brasil inició el jueves pasado con una victoria de los locales sobre Croacia y ahora esperan a la selección de México que venció por la mínima diferencia a Camerún.

Y usted amable lector se preguntará ¿Qué tiene que ver el mundial de futbol con la lucha libre?

La respuesta es simple: hay una parte en la que la lucha libre mexicana y el futbol convergen.

Pero les decía, la fiebre del mundial se ha esparcido y tanto en redes sociales como en los medios informativos electrónicos no se habla de otra cosa que no sean los resultados de los juegos entre las selecciones en el país sudamericano.

Apenas el viernes pasado Holanda humillaba al actual campeón España con un marcador aplastante de 5 goles a 1, resultado que le dio la vuelta al mundo.

Bueno, bueno, pero para que esta columna no se convierta en pambolera pasemos al punto en donde el futbol y la lucha libre se unen.

Esto sucede en los partidos de la selección mexicana en los mundiales. Cada cuatro años la historia se repite, partido que juega el combinado mexicano, partido en el que aparecen las máscaras de las figuras del pancracio nacional.

Así como nos da identidad y nos distingue como país el que la afición en los estadios de futbol use penachos y sombreros, sucede lo mismo con las máscaras de luchadores y el mundial de Brasil no es la excepción.

En el partido de la selección mexicana ante Camerún las máscaras no se hicieron esperar y así, entre los aficionados observamos las máscaras del Santo, Dr. Wagner Jr, Rey Mysterio y Blue Demon. Es aquí donde la lucha libre y el futbol convergen.

La lucha libre, parte de la cultura de nuestro país, nos identifica en el extranjero y el símbolo representativo es la máscara.

Incluso en el mundial de Brasil no sólo los aficionados con máscaras se hicieron presentes en el primer juego de la selección mexicana.

Un luchador mexicano estuvo presente en el primer partido de México, se trata de Blue Demon Jr.

A través de su cuenta en Twitter @BlueDemonjr subió fotografías enfundado en su máscara azul en el encuentro en el que la selección mexicana ganó un gol a cero a Camerún.

No le extrañe que en el siguiente partido de México ante Brasil las máscaras de luchadores vuelvan a aparecer en el estadio para darle color el encuentro.

Myzteziz

Por otra parte, la novela de Sin Cara en Triple A dejó atrás las especulaciones para dar pie a una nueva historia del luchador dentro de la empresa fundada por Antonio Peña.

La historia es de todos conocida, el luchador se presentó con nueva imagen y nuevo nombre dentro de la caravana estelar.

Myzteziz es su nuevo nombre luchístico y mantiene los colores plata y oro en su equipo.

En redes sociales la opinión de los aficionados no se hizo esperar, a muchos no les gustó el nombre ni mucho menos el diseño de su equipo.

Incluso el luchador señaló a los medios de comunicación que el nombre de Sin Cara le pertenece, aunque en Triple A luchará como Myzteziz.

Quien fuera ídolo como Místico en el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), se presentó oficialmente en la tres veces estelar como Myzteziz en Verano de Escándalo.

Más allá de las críticas que pueda recibir el luchador, que si el nombre de Myzteziz se parece al de Místico, que porqué sigue manteniendo los colores plata y oro en su equipo, que su nueva máscara tiene rasgos de la que usaba como Místico; desde estas líneas le deseamos el mejor de los éxitos, pues en la lucha libre hay una máxima que dice: el equipo no hace al luchador.

La siguiente magna función de la Triple A será Triplemanía XXII, por lo que la empresa deberá preparar el camino para las rivalidades del principal de sus eventos. Y deberá hacerlo muy bien ahora que Myzteziz está en sus filas, lo que sin duda hará que encabece la función principal.

Lo dijimos desde estas líneas anteriormente, mal haría la empresa en volver a programar al ahora Myzteziz con las rivalidades que tenía en el CMLL: Averno ahora que también está en la empresa, el Hijo del Perro Aguayo o el mismo Black Warrior.

Desde el punto de vista de quien escribe estas líneas deberían ofrecerle a la afición nuevos encuentros, sin embargo, finalmente serán los directivos quienes decidan.

Y ya por último, parece que está cerca el regreso del Mesías, quien está alejado de los cuadriláteros por una lesión, bien le haría a la Triple A pues es su principal ídolo.


cuachara_luchagor@hotmail.com