De 2 a 3 caídas

El otro Cíclope

Conocí a Ciclope en una función de la Arena Afición. No recuerdo la fecha, ni el cartel, ni sus rivales. Pero supe de él.

Sobre el ring despliega fortaleza, empuje, garra y en sus luchas la sangre es una constante. Es un luchador extremo y todo terreno.

En toda la historia de la lucha libre en Pachuca Cíclope es el primer gladiador pachuqueño en luchar en Japón. Sí, el joven luchador ya hizo historia.

Recientemente acaba de alcanzar uno de sus objetivos, coronarse campeón extremo DTU.

Después de regresar de Japón continuó acorralando a Violento Jack por una oportunidad por el campeonato y el monarca accedió.

El encuentro fue un jueves de noviembre en la modalidad de Rancho de Texas. El ring no tenía cuerdas,  fueron sustituidas por alambres de púas.

La Arena presentó una entrada regular de la afición para presenciar el encuentro.

Castigos, llaves, lámparas, sangre, fue una verdadera batalla entre ambos gladiadores.

Al final del encuentro Cíclope se llevó la lucha con un toque de espaldas. Había nuevo campeón extremo DTU. Atrás quedó el reinado de Violento Jack. “El rey ha muero. Viva el nuevo rey”, le reconoció al nuevo monarca.

Ciclope terminó la lucha con el rostro y el pecho ensangrentados pero como campeón.

El gran maestro del periodismo Ryszard Kapuscinski decía que no se podía escribir de alguien sin haber compartido por lo menos un momento de su vida.

Y yo no quería escribir una columna sobre Cíclope sin haberlo conocido antes debajo del ring.

Fue un miércoles, la noche anterior le llame por teléfono para ponernos de acuerdo para una entrevista. Accedió de una manera muy amable. Acordamos el punto de reunión: la Arena Afición después de las tres de la tarde.

Llegué al inmueble de la calle Cuauhtémoc, el sol de la tarde aún quemaba la piel y no había viento. Entré a la Arena y me dirigí hacia el ring. La luz era poca y había dos luchadores en las butacas. Pregunté por Ciclope y me dijeron que estaba en la oficina de la Arena.

Al llegar a la oficina ahí estaba Ciclope. Salió y nos saludamos. Era la primera vez que hablaba con el luchador.

Platicamos un poco sobre la lucha de campeonato en donde obtuvo el título. Le dije que había sido una buena lucha y él me dijo que para una función normal de la Arena Afición y la función de DTU la entrada había sido buena.

Cíclope me dijo que ese miércoles era día de entrenamiento en la Arena Afición pero que él no subiría a entrenar por la entrevista. Platicamos un poco sobre la calle.

El Cíclope debajo del ring es totalmente diferente al que lucha sobre el cuadrilátero.

En el ring grita. Debajo su voz es aguda. En el ring sus golpes son de poder. Debajo el apretón de manos de un saludo no lleva fuerza. En el ring es un anti héroe. Debajo luce como cualquier joven de su edad. En el ring desborda energía. Debajo actúa de lo más tranquilo.

Cíclope entra de nueva cuenta a la oficina del dueño de la Arena, le pide permiso para realizar la entrevista en el interior. Vuelve con la aprobación y entramos.

Los dos luchadores siguen sentados en las butacas de las primeras filas. Cíclope se acerca a saludarlos y lo espero en el área general, cerca del espacio en donde cada martes de función se anuncia a los luchadores.

La entrevista con Cíclope gira en torno a su viaje a Japón en agosto pasado. Es el primer gladiador de Pachuca que lucha en el país del imperio del sol naciente.

Cíclope me cuenta que cómo es que recibió la noticia de que podría ir a Japón, que fue en un momento difícil para su familia.

Relata cómo es que tramitó el pasaporte y que fue Violento Jack quien le entregó el boleto de avión para la gira. Violento Jack sería su compañero de viaje.

Me cuenta paso a paso desde que llegó a Japón, la estancia previa a las luchas, los encuentros que tuvo allá y las ciudades que conoció.

Me dice cuál es la lucha que lo marcó durante todas las presentaciones que tuvo, recuerda como si fuera ayer cada movimiento de ese encuentro tanto lo ejecutado por él y lo hecho por su rival sobre el cuadrilátero.

Esa entrevista forma parte de un trabajo sobre el luchador y su experiencia en Japón al pasar a la historia como el primer gladiador de Pachuca en luchar en aquel país. Por ello preciso los detalles.

Hablamos cerca de una hora sobre esa experiencia. Su personalidad contrasta con lo que demuestra en el ring. Sobre el cuadrilátero es incontenible. Fuera del ring es de lo más relajado.

El luchador arriba del cuadrilátero muta al bajar de él. Arriba es un guerrero, un gladiador, abajo es otro Cíclope, es una persona normal.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com