De 2 a 3 caídas

Cíclope, campeón

Cíclope tiene la mirada clavada en el ring, el rostro ensangrentado y el pecho con un par de heridas. Está de pie. En la mano derecha sostiene el campeonato extremo DTU.

En el ring de lona verde hay lámparas de neón destrozadas, una silla, una escalera y las cuerdas no son cuerdas, son alambres de púas.

Los aficionados corean su nombre. Lo arropan.

Es martes, media noche en la Arena Afición y Cíclope ha ganado el campeonato extremo DTU a Violento Jack en la modalidad de Rancho de Texas. El ring no tenía cuerdas, fueron sustituidas por alambres de púas.

Cíclope ha obtenido el título que tanto deseaba y lo hizo en casa.

“El rey ha muerto. Viva el rey”, reconoce Violento Jack por micrófono al nuevo campeón.

Veinte minutos antes. Once de la noche con cuarenta minutos. El frío se pasea sobre la calle Cuauhtémoc, abraza a Pachuca y en la Arena Afición hay una entrada regular para ver la lucha estelar de la noche.

El primero en salir al ring es Cíclope, el retador. Segundos después aparece el campeón, Violento Jack. Esta noche usa una máscara verde.

Once de la noche con cuarenta y cuatro minutos. Inicia la lucha. 

El encuentro se desarrolla en el centro del ring, con llaveo y castigos evitando ambos caer en los alambres de púas.

Sin embargo, Violento Jack conecta a Cíclope y lo avienta contra los alambres. Ciclope grita. El dolor lo abraza y sus gritos se escuchan en toda la arena. La afición se enciende y arenga: “lucha extrema”, “lucha extrema”.

Violento Jack aprovecha el momento y toma una engrapadora para engraparle la playera negra en el rostro a Cíclope. Enseguida, con Cíclope de rodillas, Violento Jack le rompe lámparas de neón en la cabeza. La afición vuelve a arropar a Cíclope.

Ambos luchadores salen fuera del ring. Violento Jack ataca a su rival, lo coloca en los alambres de púas y le estrella lámparas de neón en la cabeza. Cíclope cae el suelo, con la sangre brotando de su rostro.

 La lucha sigue y regresan al cuadrilátero. La frente de Cíclope está entintada en rojo. Reacciona y ahora es el retador quien arroja a Violento Jack hacia las púas. Violento Jack grita de dolor. Cíclope ataca de nuevo y le estrella lámparas de neón en la cabeza y lo aprieta contra las púas. Violento Jack vuelve a gritar.

El campeón se separa de los alambres de púas gateando, estos se aferran a su piel pero finalmente consigue deshacerse de ellos y se tira sobre la lona.

Cíclope vuelve a la ofensiva Azota a su oponente contra más lámparas de neón. Pone en espaldas planas a Violento Jack. El conteo del réferi. Uno, dos. Y Violento Jack rompe la cuenta. Viene la reacción de Violento Jack y aplica un suplex sobre Cíclope y su espalda cae sobre los vidrios de las lámparas, enseguida aplica una tapatía y después espaldas planas y el conteo de tres segundos sobre Cíclope. Uno, dos. Y Cíclope rompe la cuenta antes de la tercera palmada.

El campeón levanta a Cíclope y lo avienta sobre los alambres, cae directo con el abdomen sobre las púas. Grita. La afición exclama un ligero “ahhh” pero el dolor sólo lo siente Cíclope y su humanidad. Baja del ring y los aficionados vuelven a corear su nombre.

Regresa al ring. Violento Jack lo ataca con tres patadas. Cíclope reacciona, saca fuerzas de flaqueza, él mismo se rompe lámparas de neón en la cabeza, grita, es su manera de decirle a la afición: aquí estoy, sigo de pie. La sangre le escurre en la cara.

Violento Jack le rompe lámparas en la cabeza. Cíclope hace lo mismo. Violento Jack repite la dosis. Cíclope regresa el castigo. Ambos terminan de romperse las lámparas que traen en las manos.

Cíclope arroja a Violento Jack sobre los alambres, mientras las púas se clavan en su piel y el dolor besa su cuerpo Cíclope sale del ring y sube una escalera al enlonado. El de casa sube a la escalera, pretende caer en plancha sobre Violento Jack pero este reacciona, lo golpea y Cíclope cae de bruces sobre las púas. Más dolor. Más castigo.

Violento Jack lleva al centro de ring a Cíclope, lo pone en espaldas planas. Uno, dos y rompe el conteo.

Cíclope vuelve hacia el frente. Castiga a Violento Jack. Sube otra vez a la escalera pero esta vez con lámparas de neón. Se lanza con ellas en el abdomen como un kamikaze y cae en plancha sobre Violento Jack.

El retador castiga a su rival lo pone en espaldas planas. Viene el conteo del réferi. Uno, dos, tres. Y Cíclope es el nuevo campeón extremo DTU. Termina la lucha. Doce la noche con tres minutos.

Cíclope es el nuevo campeón, le entregan el título. Está de pie. Tiene la mirada clavada en el ring, el rostro ensangrentado y el pecho con un par de heridas.

Toma el micrófono y dice a la afición: “Pachuca esto es nuestro”. Y levanta el campeonato. Los aficionados corean su nombre. Cíclope ha ganado el título en su casa y con su gente. Es el campeón. Es el rey. Está en lo alto.


cuachara_luchagor@hotmail.com