De 2 a 3 caídas

Averno, fuera del CMLL

Esta semana finalmente se aclaró el rumor que circulaba en redes sociales entorno a Averno, su salida del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

Y efectivamente, ha quedado fuera de la empresa. Primero lo dio a conocer un directivo de la compañía a través de su cuenta de Twitter y posteriormente Averno lo confirmó en una entrevista para el programa de lucha libre Tercera Caída.

Averno se ha reencontrado ya sobre el cuadrilátero en el terreno independiente con su eterno rival, el ex Místico, hoy convertido en Sin Cara.

Todo parece indicar que ambos ingresarán a la Triple A y que será cuestión de días para que aparezcan en alguno de los programas grabados para la televisión de la caravana estelar.

Averno formaba parte de la triada del terror en el Consejo Mundial de Lucha Libre a lado de Mephisto y Ephesto. Eran una tercia fuerte dentro de la empresa.

Sin embargo, en solitario Averno había ganado respeto y jerarquía en la compañía y era uno de los infaltables en las luchas estelares y semifinales de la seria y estable hasta hace poco.

El perder la máscara no lo confinó en el abismo y continuó con su carrera ascendente dentro del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Ahora bien, con la noticia de que Averno ha quedado fuera del CMLL, el rudo se suma a un pequeño grupo de luchadores que después de perder la máscara en el Consejo por alguna u otra razón salen de la empresa.

Además del caso de Averno, quien perdió la tapa frente a la Máscara, está el de Black Warrior.

Su historia es de todos conocida, perdió la máscara en contra de quien en aquel tiempo era el ídolo de multitudes, Místico, hoy Sin Cara.

Aunque continuó dentro de la empresa, su carrera vino a la baja hasta quedar fuera de la empresa.

Quien también perdió la tapa en el ring de la Arena México fue Olímpico ante la Sombra en una lucha en jaula.

Olímpico era un luchador de un físico impresionante, pero después de dar a conocer su identidad fue desapareciendo poco a  poco de los carteles principales hasta quedar fuera del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Completa este grupo Lizmark Jr quien perdió la máscara en contra del maestro lagunero Blue Panther, y sí, tiempo después también salió del CMLL.

No podemos señalar que el perder la máscara dentro del Consejo Mundial de Lucha Libre signifique que quedarán fuera de la compañía pues hay luchadores que también han perdido la tapa en el ring de la catedral de la lucha libre y continúan dentro de la empresa.

Ahí están los casos del Felino, quien también perdió la máscara en contra de la Sombra pero sigue dentro del Consejo, es integrante de la Peste Negra y sus dos hijos, Tiger y Puma King, luchan ya en la compañía.

Blue Panther perdió la máscara contra el Villano V y pese a ello sigue en las filas de la empresa, también sus dos hijos luchan dentro del Consejo, Cachorro y Black Panther.

Lo más sagrado para un luchador es su máscara y perderla en el centro del ring en un mano a mano sólo significa dos cosas: que su carrera se vaya al abismo o que repunte con el rostro al descubierto.

Quizá sea sólo una coincidencia que Averno, Olímpico, Black Warrior y Lizmark Jr, que perdieron la máscara dentro del Consejo Mundial de Lucha Libre, hoy no formen parte de la empresa.

Las razones sólo la saben los luchadores y los jerarcas del Consejo, acá no vamos a especular si fue por alguna u otra razón.

Al día de hoy Lizmark Jr está como luchador independiente lo mismo que Olímpico, Black Warrior ingresó hace poco a la Triple A y todo parece indicar que Averno podría también formar parte de la tres veces estelar.

Pero con esta coincidencia de estos cuatro luchadores, que después de perder la máscara en el Consejo Mundial de Lucha Libre están ya fuera de la empresa, nos preguntamos ¿hasta qué punto un luchador le es útil a una empresa al grado de que después de revelar su identidad quedan fuera de la misma?

¿Cómo es que se teje esa relación entre empresa-luchador en donde en algún momento el deportista tiene los reflectores y está en la cima, y cuándo está abajo simplemente ya no le es redituable a la compañía?

El luchador que pierde la máscara no tiene otra más que seguir adelante ya sea dentro de su empresa o en el terreno independiente y si no es bien recibido por la afición al grado de no ser contratado por los promotores, en definitiva lo único que le resta es retirarse de la lucha libre.

En la lucha libre hay ascensos y descensos, el luchador debe aprovechar al máximo lo primero, estar en la cima, porque en el descenso no se sabe si pueda resurgir o no.

cuachara_luchagor@hotmail.com