De 2 a 3 caídas

Atlantis y Último Guerrero, ahora sí, se juegan las máscaras

Un año, cuatro meses y 11 días después del primer anuncio de máscara contra máscara entre Atlantis y Último Guerrero, finalmente el viernes pasado se reveló la fecha en la que ambos luchadores se enfrentarán por las máscaras, el próximo 19 de septiembre, en la celebración del 81 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

El Juicio Final, magno evento del CMLL, en donde Rush rapó al Negro Casas gracias a un faul, fue el escenario en donde se confirmó la apuesta de máscara contra máscara tras el enfrentamiento en la lucha semifinal entre Atlantis y Último Guerrero.

Los aficionados del Consejo Mundial de Lucha Libre esperaban esta lucha desde hace mucho y finalmente verán cristalizado el encuentro tras aquella firma de contratos entre ambos gladiadores el 21 de marzo del 2013.

El anuncio le viene bien a la empresa, le viene a los aficionados, la viene bien a la lucha libre y a ambos luchadores.

Pero ¿por qué?, bueno, le viene bien a la empresa porque  asegura un lleno total en la Arena México para su 81 aniversario y se quita de encima las críticas por la realización de este encuentro luego de más de un año de haberlo anunciado.

Le viene bien a los aficionados porque pedían a gritos saber cuándo se realizaría la lucha de máscaras, pues Atlantis y Último Guerrero son dos de las principales figuras del CMLL.

Le viene bien a la lucha libre porque será un encuentro histórico, un mano a mano por las máscaras que dejará huella en la lucha libre de nuestro país.

Y le viene bien a los dos luchadores porque finalmente verán culminada su rivalidad, la cual inició con el rompimiento de Los Guerreros de la Atlántida y desde entonces sus enfrentamientos han sido una guerra, con máscaras rotas, triunfos con faul y retos constantes por las tapas.

La moneda está en el aire y la balanza equilibrada, podría inclinarse para cualquiera de las dos esquinas.

 Atlantis tiene una amplia trayectoria como luchador, 31 años de experiencia sobre los cuadriláteros lo respaldan.

El ídolo de los niños le ha sido fiel al CMLL, luchadores han llegado, otros han salido de la empresa y él se ha mantenido.

Es un luchador multicampeón, ha viajado a Japón y entre las máscaras que ha despojado está la de Talismán, Kung Fu, Mano Negra, Hombre Bala y quizá la más importante, la del Villano III.

Atlantis no sólo pone en juego su máscara, su identidad, sino el prestigio y el reconocimiento que se ha ganado a lo largo de su carrera dentro del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Es un luchador de amplia experiencia, conocimientos luchísticos y que conoce las dos escuelas, la técnica y la ruda.

Originario de Guadalajara, es alumno de una leyenda forjadora de grandes figuras dentro de la lucha libre de nuestro país, Cuauhtémoc el Diablo Velázquez; y su castigo, la Atlántida, le ha dado grandes triunfos sobre los cuadriláteros.

Atlantis es una de las figuras indiscutibles del Consejo Mundial de Lucha Libre que ha escalado todos los estatus dentro de la empresa: figura, estrella, ídolo.

En tanto, el Último Guerrero, luchador rudo, fuerte y aguerrido, es una de las principales figuras de la seria y estable.

Ascendió poco a poco dentro de la empresa, gracias a su calidad, hasta llegar a los sitios estelares y colocarse ahí de manera permanentemente.

Formó parte de Los Infernales, creó Los Guerreros del Infierno junto a Rey Bucanero y Tarzan Boy, a la salida de este último nacieron Los Guerreros de la Atlántida en donde se incorporó Atlantis, más adelante desencadenaría su rivalidad.

El luchador de otro nivel fue el primer campeón universal del CMLL, en sus vitrinas están las máscaras de Mr. Águila y la más importante de su carrera, la del Villano V.

Originario de Gómez Palacio, Durango, Último Guerrero se ha desenvuelto dentro de la esquina ruda, su estilo natural, el cual lo ha llevado a imponerse sobre sus rivales con técnica o a base de artimañas.

Tras el anuncio de la lucha, la afición se pregunta ¿quién ganará?, ¿Atlantis?, ¿Último Guerrero? Hay quienes están de lado del ídolo de los niños, otros más apoyan al último de su estirpe. La afición, sin duda, está dividida.

Al hacer oficial la lucha de máscaras, la empresa recuperó un poco de la credibilidad que venía arrastrando por las dudas que había sobre este encuentro.

Atlantis y Último Guerrero ponen en juego sus máscaras en el 81 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre, uno de los dos dará a conocer su identidad.

Que sea una lucha clásica, a ras de lona, de llaves, contrallaves, castigos. Que sea una lucha de guerreros.

 

cuachara_luchagor@hotmail.com