De 2 a 3 caídas

Acepta El Patrón reto apuestas a L.A. Park

El reto fue igual a todos los que se hacen al final de una lucha. Tras el calor del encuentro. Con la adrenalina aún recorriendo el cuerpo.

Fue en Texcoco. Fue tras una lucha. Luego del triangular entre Alberto El Patrón, Carlito y L.A. Park. Todo a través de la cámara de +LuchaTV.

Después del triangular, que ganó Alberto El Patrón al vencer a Carlito, el primero tomó el micrófono para decir que había visto a dos de los mejores mexicanos que ha dado la historia de la lucha libre: a la L.A. Park y El Patrón.

Enseguida L.A. Park tomó el micrófono para decir que El Patrón es uno de los mexicanos que ha ido a Estados Unidos y ha triunfado y dijo sentirse orgulloso de luchar con él pero que le daría más orgullo un mano a mano de máscara contra cabellera.

“A mí me gusta tirarle a lo grande y tú eres grande. Mis respetos para ti, pero quiero una lucha contigo máscara contra cabellera”, remató L.A. Park y vino la euforia de la afición.

El Patrón tomó el micrófono y respondió: “cuando tú quieras”. Ambos preguntaron a la afición si querían la lucha de máscara contra cabellera y la afición respondió a una sola voz un sí alargado.

Enseguida L.A. Park pidió que llevaran al promotor al centro del ring. El micrófono volvió a Alberto.

“Ya lo dijiste. Ni tú te rajas ni yo me rajo, somos mexicanos y los tenemos bien puestos”, dijo El Patrón.

Enseguida llegó el promotor al centro del ring. “Que le ponga fecha, aquí en Texcoco, sí, sí, sí, sí”, dijo el Patrón.

El promotor, un hombre de gorra blanca, fijó la fecha: 3 de marzo. Le dio el micrófono a L.A. Park quien dijo al Patrón: “3 de marzo máscara contra cabellera”, y le dio la mano al Patrón pactando el encuentro como dos caballeros.

Así fue el reto, máscara contra cabellera entre L.A. Park y Alberto El Patrón. Igual a todos los que se hacen al final de una lucha. Tras el calor del encuentro. Con la adrenalina aún recorriendo el cuerpo.

A simple vista parece un reto más de apuestas de los tantos y tantos que se hacen al final de una lucha.

Aunque, como en muchos otros, el oponente, en este caso El Patrón, no rehuyó y aceptó.

Pero vamos paso a paso. L.A. Park lanza el reto. El Patrón acepta. Luego viene el promotor y le pone fecha. Ambos luchadores se dan la mano pactando la lucha.

Decíamos, es solo un reto. Para que esto pueda llevarse a la realidad tendría que venir la firma de contratos de ambos luchadores, entonces ahí sí hablaríamos de una lucha de máscara contra cabellera. Por lo pronto solo podemos decir que El Patrón aceptó el reto de apuestas de L.A. Park.

No sé por qué me acordé del reto de máscara contra máscara entre Dr. Wagner Jr. y Psycho Clown para Triplemanía XXV, aunque hasta el momento no hay ninguna firma de contratos, pero esa es otra historia.

Es fin de año. Lo transcurrido en estos 12 meses está por cerrarse tanto en el terreno independiente como en las empresas. Démosle el beneficio de la duda al reto entre L.A. Park y El Patrón.

Démosle el beneficio de la duda y creamos que el encuentro en verdad se llevará a cabo el 3 de marzo del 2017 en Texcoco.

Si creemos en la palabra del promotor al fijar una fecha y en la disposición de ambos luchadores al darse la mano estaríamos ante un encuentro de dos de los mejores luchadores de nuestro país.

Claro, no hay que perder de vista que no hay una rivalidad entre ambos, fue solo al calor de una lucha que vino el reto de L.A. Park.

Si en verdad creemos que el promotor montará la lucha en la fecha pactada ¿quién cree que podría ganar la lucha?

El Patrón es un luchador de talla internacional, capacidad y experiencia probada. L.A. Park es un luchador rudo que siempre va al frente y no se amedrenta ante nadie.

Evidentemente quien sale ganando sería la afición al presenciar este encuentro de máscara contra cabellera entre dos grandes luchadores.

Pero, si creemos en la palabra del promotor y en que ninguno de los dos luchadores se echará para atrás, al caer uno derrotado ¿quién pierde más?

Si Alberto El Patrón pierde la lucha se iría lastimado en su orgullo, la cabellera le volvería a crecer y L.A. Park se haría de una cabellera cotizada de un luchador internacional.

Si L.A. Park pierde la lucha, pierde la máscara, daría a conocer su rostro y quizá sea el fin de una larga y exitosa carrera. El Patrón se llevaría a su vitrina la máscara de uno de los mejores luchadores mexicanos de los últimos años.

La moneda está en el aire. No hay que adelantarnos a nada hasta no ver la firma de los contratos. Por lo pronto todo queda en un reto. Un reto aceptado por El Patrón.

cuachara_luchagor@hotmail.com