A lo warrior

Pudo haberse evitado

Como muchas grandes tragedias en la historia, esta nimiedad futbolera pudo no haber sucedido.

Si tan solo Aguilar hubiera mantenido la cabeza fría al término del partido. Si el enojo no le hubiera taladrado la mente por el resultado adverso, el zaguero jamás se hubiera visto en la necesidad de amedrentar, encarar y agredir al silbante. Si tan solo en el camino algún compañero –con algo de intuición- se hubiera cruzado en su camino para frenarlo. Si tan solo Triverio hubiera tenido un poco de calma en momentos donde hierve la sangre. Si tan solo entre los manotazos, el suyo se hubiera desviado sin atinar al pecho del árbitro. Si desde un principio se hubiera aplicado el reglamento. Si se hubiera respetado la palabra "AGRESIÓN". Si al menos América hubiera reconocido el error de su jugador antes que pretender justificar toda evidencia. Si tan solo Peláez hubiera dado la cara para decir que él y su club repudian todo rasgo de violencia.

Si tan solo la Comisión de Arbitraje, Decio, Rivas y Bonilla y el resto de los federativos hubieran creído que el torneo se detendría por la amenaza arbitral. ¿Por qué ofrecer una conferencia de prensa para dar a conocer las sanciones a dos horas exactas de que arrancara en Veracruz el primer juego de la fecha 10? ¿Qué más daba esperar al lunes y que la jornada corriera con normalidad? ¿Acaso existía un plan B y terminó por caerse? Si tan solo hubiera reinado el tacto y el sentido común; el respeto –como dice Decio- por los reglamentos, la cordura y la lógica, nada de esto hubiera sucedido. Ahora todo llegará al TAS y otro capítulo espinoso y enredoso comenzará a escribirse.

Si tan solo no hubieran designado a Camargo en el primer juego de la jornada en Veracruz... el telefonazo no habría tenido el mismo efecto o nadie lo hubiera contestado.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO