A lo warrior

El Mundial del 12.5%

Se anuncia de forma oficial con bombo y platillo que Canadá, Estados Unidos y México unirán fuerzas para darle la bienvenida al mundo en poco menos de 10 años. Qué grato. Dócil noticia que funge como suavizante en tiempos de muros, rencores y tratados desmoronados.

Sin embargo, todo cambia de tono cuando entendemos que Estados Unidos es el dueño del pastel. Y no solo eso. Que además de ser el organizador de la fiesta, también pondrá las condiciones y establecerá las reglas. (¿Cuándo no?)

A México le corresponderá un 12.5% del Mundial del 2026. Y no es que pudiera con el 100. Imposible. Es más, ni siquiera con el 50% del gordo evento donde FIFA pretende recapitalizarse. No había necesidad de aferrarse a otro sueño mundialista como tampoco de aceptar cual premio de consolación de kermesse, una decena de partidos. Ni ahora ni en nueve años, el país estará preparado para el certamen más seguido del planeta. Hay muchas cosas más importantes por hacer. Por mayor voluntad social, económica y política, nuestro empañado presente no nos permite asomarnos al futuro. Estados Unidos pudo hacerlo solo. Inclusive, podría organizarlo para que arranque la próxima semana. No sé. Me sabe insípida la noticia, a sopa fría. Siento a México "poquiteado", burlado y pisoteado.

Tomo mi maleta del gimnasio, busco mi auto en el estacionamiento y veo que me han encerrado. A alguien se le ocurrió ponerse detrás de mí. Después de varios minutos, aparece molesto el dueño del coche. Entre tanto, veo cómo un camión de traslado de valores con absoluta desfachatez, se estaciona en el lugar designado para personas con discapacidad. 10 partidos, una miseria sí. Pero después de lo que veo, me parece hasta un exceso.

En fin, ya nos veo llenando el estadio Azteca para el Angola vs Bolivia.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO