A lo warrior

No, no es el ex de Niurka

Éste es Juan Carlos, no Juan Manuel. Éste es colombiano, director técnico; no toluqueño ni productor de televisión. Éste es un hombre que puede presumir títulos en varias y brillantes vitrinas. Los trofeos del otro Juan, se pueden encontrar mientras se hojea una revista de farándula.

El de Santa Rosa de Cabal, pequeña ciudad colombiana que reposa entre montañasy aroma a café y que presume a su reconocido técnico casi como hombre ilustre, nada tiene que ver con Niurka, como curiosamente me lo preguntó un taxista.

Y es que la expectativa es baja, nadie puede decir lo contrario. Se tienen muy amargos recuerdos de su paso por Puebla. Pero díganme, ¿a quién le ha ido bien en ese equipo? ¿Qué técnico en los últimos años ha cumplido los procesos mínimos para que el proyecto camotero se fortalezca? Después de los tiempos de Larios, Poblete y Aravena han sido más plegarias que glorias.

Recuerdo cómo Osorio se retorcía de coraje cuando a pesar de un buen funcionamiento, simplemente no ganaba. Casi zafaba la mandíbula de rabia al ver cómo Luis Ángel Landín o Aarón Padilla fallaban frente al marco toda opción. Sí, esos eran dos de sus delanteros.

De once partidos perdió siete. Escandalosa cifra. Tan pobre como los números de quienes le sucedieron en el cargo. Bartolotta resultó peor, Daniel Guzmán perdió cinco y lo echaron, a Poblete lo utilizaron y Lapuente tuvo rachas de siete juegos sin ganar al igual que Romano. Chelís se cansó de empatar y empatar hasta que el Profe Cruz medio revivió al enfermo. Lo sucedido en Puebla, no debe ser parámetro.

No queda más que dejarlo trabajar sin ponerle la soga antes de que baje del avión. Ya veremos qué más hay detrás de esa pose de pensador apoyando una rodilla en el césped y qué tanto apunta en su libreta los días de juego con esa velocidad de experto mesero que escribe en milésimas de segundo, "tres de pastor pura piña".


carlosguerrerogallegos@gmail.com
Twitter@CARLOSLGUERRERO