A lo warrior

Las cosas raras que le vi al "Vasco"

Brillante administrador de palabras y ocasionalmente ocurrente.  Gesticulador nato. De acento firme al que nunca le permeó la dureza del euskera ni la suavidad del catalán. Estricto, a veces sonriente y de manos en los bolsillos cuando la charla se desvanece.

Lo conocí en el Mundial de Alemania, pero fue hasta el proceso emergente de Sudáfrica 2010 cuando pude tratarlo más y, créanme, nunca comprendí ciertas rarezas de su camaleónica personalidad.

Recuerdo que bajaba la visera de la gorra para no darle gusto a los flashes que le perseguían en todo momento y descendía del autobús de la Selección Mexicana a toda prisa sin detenerse un solo segundo. Era más seco que el calor de un desierto cuando las hormonas le jugaban un mal día.

Tenía un sexto sentido altamente desarrollado. Capaz de detectar a distancia, alguna cámara encendida en los aeropuertos u hoteles. “No me estés grabando mano”.

Previo al Mundial, en el búnker de concentración cerca de Núremberg, Javier Aguirre se regodeaba con una de sus más extrañas y predilectas rutinas. Abría el entrenamiento a la prensa los primeros 15 minutos. A los lejos podíamos ver a todos los jugadores —Bofos, Guilles, Conejos— y a todo el cuerpo técnico, pero a Javier Aguirre, nunca.

Ya cuando el cronómetro rebasaba los 14 minutos y 45 segundos, aparecía en escena. Salía del vestidor y caminaba firme al centro del campo dando estratégicamente la espalada, desafiando a los potentes zoom de las lentes.

De su piel, en 20 días de gira, solo pudimos grabar uno que otro pómulo, las pantorrillas y la nuca mientras jugaba a enrollar la cuerda del silbato en el dedo índice.

Y cómo olvidar la conferencia de prensa previo al juego ante Argentina. Trasformado, iracundo, cortante y escondiendo la mirada bajo la sombra de su gorra. Jamás logramos verlo a los ojos. ¿Qué tramaba? ¿De qué o de quién se escondía?

Ya mantuvo intacto el acento, ahora le corresponde mantener la integridad. 

carlosguerrerogallegos@gmail.com

Twitter@CARLOSLGUERRERO