A lo warrior

La arrebatadora MLS

Hay quienes revientan a Jonathan dos Santos como si la MLS fuera el inframundo del futbol. Suponen que bajará su nivel de forma considerable solo por dejar Europa y su inigualable roce internacional. Que los temibles tentáculos de la distracción son más poderosos en California y que a un año de Rusia 2018, pone en riesgo su presencia.

Nada más equivocado.

Hoy Jona es el que mejor anda de los mexicanos repartidos por el mundo. Si mañana Osorio -o el que fuera- tuviera que mecanografiar la lista definitiva partiendo de la congruencia, el menor de los Dos Santos tendría que ser el primero en aparecer.

¿Qué de malo tiene fortalecer de manera sana un patrimonio? Asegurado está, pero mejorarlo, es algo que todo ser humano busca en estos tiempos. Cambiar euros por dólares más allá de la transacción, es firmar un contrato de tranquilidad y paz donde el jugador podrá pasar más tiempo que nunca con su gente y con su hermano defendiendo los mismos colores. Además de detonar un mercado latino ávido de unidades de negocio.

Nos guste o no, la MLS va a interceptar todo aquello que suene para México. Antes de pensar en que Guardado pueda volver a vestir la camiseta del Atlas, primero estará Atlanta United FC intentando arrebatarlo, que si algún día Moreno decidiera retirase con Pumas, antes saltará la posibilidad de ir al NY Red Bull. O más impactante aún, que Carlos Vela jamás juegue en México y en cambio sus últimos años los haga con Los Ángeles Football Club, la nueva franquicia de expansión para competirle al Galaxy de los dos Dos Santos.

Total, lugares asegurados en Selección Mexicana siempre habrá al igual que un país donde el "soccer" no es portada ni el hilo que dictamine la vida diaria de su población.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO