A lo warrior

El ‘Aleti’ del ‘Cholo’

Imposible concebir un partido donde el Atlético de Madrid no muera de pie y con la frente en alto. Vende la derrota a precio de multimillonario. En quince minutos ya aventajaban con dos goles, suficiente para ilusionar al arrojado público que con cánticos poderosos, escondían la melancolía del inminente adiós del Vicente Calderón.

Si un artista pretende esculpir la figura más representativa sobre el coraje, su musa inspiradora tendría que ser Simeone. El hombre que ha parido con sólidos argumentos y desquiciante estrategia al equipo más bestial de los últimos tiempos. Al más kamikaze de todos.

No siempre le alcanza, pero dignifica. En el "Aleti" el esfuerzo no se negocia. Tan es así que, si fuera un proyecto de negocio, hoy estaría en bancarrota por mal administrador de riesgos y pésimo dosificador. Y es que odia frenarse y repele el suspirar. Solo sabe acelerar, tapar, presionar y morder del 1 al 91. Ya al minuto 92 vienen ciertos líos.

Simeone llegó en el 2011 para tomar un equipo cercano al descenso y que ridículamente había perdido ante el Albacete de la Segunda División en la Copa del Rey. A partir de aquel momento no ha dejado de meterlo a quirófano para permanentemente tenerlo en cirugía reconstructiva.

Ayer jugó –como le gusta- sin anestesia ante el Real Madrid. Equipo que habita uno o dos peldaños arriba. Confeccionado desde otro tipo de sastrería. Casi hecho a mano de manera minuciosa ante la fina mirada de Zidane.

Los merengues sabedores de que solo requerían de un gol para hacer cesar los aullidos y ladridos del fiero rival, optaron por la inteligencia antes que el futbol. Ya después Benzema se encargó del futbol con una jugada que por sí sola,es merecedora de un título.

Que se cuide la Juve. Que se cuide el Madrid. Cardiff arderá.

carlosguerrerogallegos@gmail.com • Twitter@CARLOSLGUERRERO