A lo warrior

Selección en tiempos de Twitter


Se ha orquestado todo un plan de respuesta inmediata por parte de algunos jugadores ante un medio de comunicación en específico. Aunque en realidad es un: “te hablo Juan para que me oigas Pedro”. Una llamada de atención, una demostración de unidad pero a la vez de repudio ante lo que ellos consideran injusto.

Yo soy un amante de las redes sociales. Creo ciegamente en ellas como estupenda herramienta de comunicación, como un invisible armamento. Letras envueltas en pólvora para crear cráteres en segundos.

Hoy, algunos seleccionados han hecho uso de ellas para manifestarse. Y están en todo su derecho más allá de si son los tiempos o son adecuadas las formas.

Resulta interesante ver que no  fue espontáneo ni circunstancial. Detrás de todo lo publicado, hay una planeación. La campaña tiene un “hashtag” corto, directo y contundente. Y cada quien a su estilo redondeó simplemente la idea. Algún buen tuitero debió asesorarlos para amalgamar el concepto.

Si ustedes entienden bien el tema del Twitter, analícenlo. Vean quién o quiénes escriben, quiénes sólo dan RT o quiénes de plano no participaron.

Ojalá la “encerrona” haya existido. Resultaría sumamente sano que se digan todo lo que se tienen que decir en momentos donde la presión sube de nivel. En tiempos donde el cuerpo técnico atraviesa su momento más espinoso y donde parece que nadie de los altos mandos le pone rumbo al cauce.

Mientras todo esto sucede, las puertas a los medios de comunicación se han cerrado por segundo día consecutivo en plena competencia oficial.