A lo warrior

La tan señalada Copa Mx

He leído a varios por ahí -en tono jocoso y chocarrero- etiquetar de“medios hipócritas” a las distintas televisoras que trasmitieron la ronda final de la Copa Mx, argumentando que primero destrozamos el desabrido torneo y que luego lo sublimamos hasta presentarlo como la panacea que el futbol mexicano requería para curar todos sus males.

No se equivoquen. La Copa Mx seguirá siendo criticada mientras no continúe ajustando su formato en la primera ronda como lo hicieron este año. Por más que se restaron partidos y por más que se aligeró su reglamento de puntuación, sigue siendo para muchos equipos, un certamen con forma de piedra en el zapato. El que haya tenido tanta sana difusión, responde a dos cosas que no necesariamente tienen que ver con el nivel de torneo. La primera, el que más televisoras hayan transmitido simultáneamente la fase final, y la segunda, que en el caminohaya aparecido de manera circunstancial un clásico de clásicos.

Eso es lo que realmente detonó y motivó a todos para darle un vuelco a la Copa Mx. Dudo que la expectativa entre aficionadosy el furor en los escritorios de los mandamases televisivos, hubiera sido el mismo si en lugar de América vs Guadalajara hubiera aparecido un Lobos BUAP-Atlante.

Así que no se confundan. Por azares del destino, la Copa Mx tuvo una captación mediática nunca antes vista gracias ados grandes como América y Chivas, ideales paraalimentar un mercado considerable y para generar un producto altamente comercializable. Fue tanta la cobertura que los organizadores se vieron en la necesidad de hacer algo distinto como un “día de medios” previo al juego con Vucetich y Almeyda en la misma conferencia y con jugadores de ambos equipos atendiendo a las cámaras.

Todos salieron ganando en la Copa Mx. Bueno, menos el América. 

carlosguerrerogallegos@gmail.com

Twitter@CARLOSLGUERRERO