Así lo vivimos

La rivalidad vigente

Será lo que sea, pero por primera vez, la Liga de Campeones de la Concacaf se volvió tema de discusión para los aficionados y expertos de la Liga Mx.

Las eliminaciones de Xolos y Tigres no muestran de ninguna forma que la MLS esté por encima de la Liga Mx, tampoco el partido de vuelta donde Chivas se clasificó a las semifinales puede mostrar lo contrario. El nivel es el mismo, todavía falta que aprendan a manejar los partidos cruciales, como el del miércoles.

Al Sounders se le vino el mundo encima sin Nico Lodeiro para que retuviera el balón y terminaron goleados.

El torneo estrenó formato y al ser más corto parece darles más oportunidades a los equipos estadunidenses, que todavía están en las jornadas tempranas de su Liga, pero que hoy todavía tienen dos representantes con la idea de clasificarse al mundial de clubes.

Todavía está muy lejos de suplir a la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana. Jugar contra los grandes de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay u Uruguay era un gran atractivo para los aficionados aunque representara poco en lo económico para los clubes nacionales y las televisoras, más allá de la que tuviera el contrato con la Conmebol.

Nos guste o no sí hay muchos aficionados que están emocionados por la visita del Toronto FC y sus estrellas al estadio Azteca, nunca será como cuando venía Boca Juniors, pero es una rivalidad que está naciendo. Qué bueno que existan los que todavía menosprecian y el debate esté presente, porque con los cambio de calendario de la Confederación Sudamericana y el modelo de negocio, estos serán los rivales de los equipos mexicanos durante mucho tiempo.

Las empresas mexicanas y estadunidenses quieren ligarse al producto del futbol mexicano y como es de esperarse los dueños, quieren su parte correspondiente del pastel. La rivalidad deportiva ayuda.

carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi