Así lo vivimos

El “ridículo” en la Champions

Aquellos que defienden el beisbol como “el rey de los deportes” saben de su complejidad. Que toma años entenderlo al cien por ciento, que con tantas reglas se tiene que estar completamente envuelto en el juego para poder disfrutarlo.

Está lleno de estadísticas, pero hay una que hace la diferencia a la ofensiva; el porcentaje de bateo. Las estrellas de las Ligas Mayores batean arriba de .300, es decir, pegan de hit en tres de cada 10 ocasiones en las que se presentan al plato. Si alguien llega a hacerlo en cuatro de 10, es un fenómeno.

Llegar a las Grandes Ligas y batear .100 es un privilegio que tiene uno en un millón.

Lo mismo es jugar en la UEFA Champions League, pero para los seguidores y periodistas a veces es tan fácil criticar, decir que tal jugador u otro es un “pendejo”, “que no sirve”, “que es malísimo”.

Leo el encabezado en la página del diario Diez de Honduras, uno de los que todos los días tienen una nota de Chicharito Hernández, pues saben del fenómeno de atención que provoca, aun fuera de su país.

“¡Lo volvió a hacer! Chicharito falló dos goles cantados pero marcó para el Leverkusen”, criticar al futbolista mexicano vende, dentro y fuera de México y no faltaron los que criticaron a Raúl Jiménez por la que falló en el juego del Benfica y dijeron que fue un “ridículo”.

Lo curioso es que solo un futbolista mexicano ha marcado más goles en la competencia más importante de clubes que Chicharito, y es Hugo Sánchez, quien siempre que tiene oportunidad habla bien de él y de otros como Carlos Vela en medios o entrevistas.

¿Será porque Hugo sabe el trabajo que cuesta estar ahí?, que meter un gol en la Champions es privilegio de uno en un millón. Yo creo que sí.

Por más que nos guste criticar, la jornada de ayer nos mostró que tiene una gran generación de mexicanos, con goles de Chicharito y Moreno, con Guardado consolidado como estrella del PSV, con Layún, Herrera y Corona siendo protagonistas en el Porto, con Jiménez recuperando minutos con el campeón de Portugal.

La campaña pinta bien para los mexicanos en Europa, aunque a muchos les duela. 

 

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi