Así lo vivimos

Estos “putos” tenemos la culpa

Me cuesta trabajo entender como las opiniones vertidas en páginas como ésta, los programas de análisis y las editoriales de 140 caracteres pueden afectar lo que sucede en la cancha.

El fenómeno de la eliminatoria en Argentina es para estudiarse, un equipo que no jugó a nada, que en el mismo ciclo mundialista vio desfilar al Tata Martino, a Eduardo Bauza y a Jorge Sampaoli, que lleva casi un año sin que nadie que no se llame Lionel Messi marque un gol en eliminatoria se atreva a culpar a la crítica, a cantar en el vestidor que "a la selección hay que alentarla siempre" y "no importa lo que digan esos putos periodistas".

En el terreno de juego solo los seleccionados fallaron.

Chile no tuvo tanta suerte, las revelaciones de Sampaoli, que esperaron dos años para salir a la luz pública, son el marco perfecto para entender lo que le sucedió al bicampeón de América. Se enfermaron de soberbia.

Con La Roja se guardaron los ataques y la presión, los resultados les daban crédito ante el rumor que cada vez era más sonoro, las concentraciones eran pretexto para armar una fiesta. Una vez más, nadie salió del set de televisión para provocar la goleada en Sao Paulo.

Acá en México, son pocos los que están satisfechos con el desempeño de la selección de Juan Carlos Osorio. Los números lo han respaldado, pero el #FueraOsorio es constante en el sentir de los aficionados.

La Federación ha optado por un reto a los detractores, le tienen una fe ciega al colombiano que dirigirá en el mundial. La calificación temprana no dio lugar a los cuestionamientos, la discreción con la que los futbolistas han aprovechado sus días libres tampoco deja dudas del profesionalismo, pero ya no quedan más pruebas que la Copa del Mundo, donde veremos si rompen la barrera del quinto partido, o si como siempre, estos "putos periodistas" tuvimos la culpa del fracaso.

carlos.contreras@milenio.com • twitter@CCLegaspi