Así lo vivimos

La prueba de "Checo" Pérez

Hace doce años me tocó trabajar por primera vez en el Autódromo Hermanos Rodríguez y no recuerdo una sola serie internacional donde los pilotos no quedaran encantados con el público mexicano.

A pesar de la gran oferta de eventos deportivos internacionales que hoy tiene la Ciudad de México, hay pocas formas de superar lo que sucede en la pista. El premio a mejor carrera de la temporada pasada no es casualidad ni hay mejor casualidad que escuchar a todos los pilotos desear estar en el podio solo para sentir esa conexión con los aficionados.

Si gana un Mercedes, como pasa casi siempre, Lewis o Nico serán vitoreados de forma espectacular, pero la fiesta solo puede ser mejor si Sergio Pérez corona la mejor temporada de su carrera.

Los puntos hasta ahora son muestra de que ha sabido aprovechar lo que su equipo le ha dado, que en las condiciones óptimas y con la estrategia correcta puede estar en el podio. Ya lo dijo ayer, los que están arriba de él en la clasificación tienen mejores autos y han sido muy consistentes.

Es cierto que pasó la fiebre del regreso de la F1, en esta edición habrá menos curiosos y cada vez más fans del deporte motor en las butacas. Sin embargo, un mexicano derramando burbujas frente a ese estadio significará un momento histórico en esa pista.

No hay ventaja de correr en casa, Checo no ha corrido en ese trazado más veces que ninguno de sus competidores, todo tiene que salir perfecto desde el viernes. No puede fallar la selección de neumáticos, la puesta a punto ni las manos del jalisciense que ha sumado en los últimos siete Grandes Premios, pero solo dos veces ha estado entre los tres mejores este año.

Es hora de tomarlo con calma, solo es el momento más importante de su carrera.

carlos.contreras@milenio.com

]twitter@CCLegaspi