Así lo vivimos

El peligro de ser líder

Por más que en algunos medios de comunicación critiquen a Miguel Herrera por su protagonismo, por aceptar invitaciones a decenas de programas y dar entrevistas a decenas de periodistas, es algo que en la actualidad se agradece. En el futbol mexicano las entrevistas son muy escasas y la oportunidad de dar a conocer a los personajes son muy pocas.

Todos conocemos al Piojo, en las buenas y en las malas. Desde los eufóricos festejos que su afición aplaude, hasta las declaraciones en las derrotas más duras, como la final ante León en el Azteca o la eliminación con la Selección en Brasil 2014.

Perdió la compostura, acusó siempre a los árbitros.

Hoy el América está de romance con el gol, aunque no han convencido al aficionado de regresar a la tribuna en forma masiva, ya se ilusionan con un título más y tomando en cuenta la caída de Pumas, que Tigres y Rayados todavía no despiertan y que los otros dos grandes ni piensan en la Liguilla, están en lo correcto si ven al club de Coapa como candidato.

Ante el golpe de autoridad en Costa Rica, ya se nota a un Herrera convencido, sabe que su equipo es superior al resto en la Liga y Concacaf, pero los títulos todavía están muy lejos.

Hacen falta 15 partidos para que puedan levantar el trofeo en México y siete para ganar el boleto al Mundial de Clubes. En el camino todavía viene una fecha FIFA que puede servirle a muchos para ajustar en la recta final del torneo y la Liguilla, donde ser el mejor del torneo regular vale casi nada.

El antecedente no le ayuda, los dos superlideratos con Xolos que terminaron en eliminación no pueden olvidarse. Es momento de mantenerse moderado y seguir trabajando, alejar los distractores y las promesas anticipadas, porque América tiene todo para llevarse los dos torneos este semestre, pero es mejor que no se enteren.

carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi