Así lo vivimos

Osorio mintió y el método fracasó

Un año y 11 días después la selección nacional está en el mismo lugar. El método sufrió otro revés.

La incertidumbre llevó a otra goleada, les dije que Juan Carlos Osorio mentía.

Desde que comenzó su gestión lo han acompañado los resultados, no hace falta recordar los grandes números que lo van a respaldar hasta Rusia 2018, pero no es cierto que el objetivo con México es ganar. Aquí lo único importante es demostrar que el método funciona, que él y su ideología son las únicas que valen.

Solo se ha perdido en dos encuentros oficiales, los únicos que fueron a eliminación directa y los dos que resultaron trascendentales en su gestión; 11 goles en contra y solo uno a favor ante los dos oponentes de primer nivel. Esos a los que hay que vencer para pensar en un quinto partido, el mentado quinto partido que ha sido el sueño desde 1994.

Osorio no puso a sus jugadores en posición de ganar el partido. Olvidó que jugaba contra Alemania. No reforzó la defensa ni apoyó a su improvisado mediocentro en la recuperación.

Se basó en su principios inquebrantables para sentar a Carlos Vela, que luego de 12 años en Europa, no tiene físico para enfrentar a un rival europeo, para sacar al medio tiempo al jugador más desequilibrante en el primer tiempo, porque era hora de rotarlo y poner a Giovani dos Santos de interior por izquierda, cuando desde que llegó al Galaxy se desempeña como centro delantero o media punta.

Cuando se gana, ganan las rotaciones, el método sirve y ahora que pierden, todos se empeñan en crucificar a jugadores que están muy lejos de sus posiciones habituales.

Basado en lo que se vio en esta Copa Confederaciones, ni Oswaldo Alanís ni Carlos Salcedo ni Héctor Herrera, ni Giovani dos Santos deberían ser futbolistas profesionales, porque se les expuso, porque fueron víctimas del método.

Guillermo Cantú lo respaldó, Decio de María asegura que no se va pase lo que pase. Ni un desastre en la Copa Oro le quita el puesto a Osorio, que tiene un año para aprender a hacer ganar a México y dejar de buscar validar su método.

carlos.contreras@milenio.com • twitter@CCLegaspi