Así lo vivimos

Filadelfia puede

La lesión de Carson Wentz engañó casi a todos, hasta las casas de apuestas se olvidaron de que las Águilas fueron el número una de la Conferencia Nacional y volverán a aparecer desfavorecidos en ese sentido ante los Patriotas el 4 de febrero.

Pero realmente había pocos argumentos para verlos así, si bien su quarterback titular estaba acumulando números para ser el Jugador Más Valioso de la campaña, este equipo tiene muy balanceadas todas sus unidades y dieron un golpe de autoridad al dejar en siete puntos a la motivada ofensiva de los Vikingos, que se quedaron con las ganas de hacer historia.

No habrá ventaja en casa.

Tom Brady tendrá 15 días para recuperarse de la lesión en la mano de lanzar, aunque esa no debe ser la mayor preocupación de los Pats. Su quarterback volvió a dejar claro porqué es el más grande de todos los tiempos. Otro regreso, otro par de series ofensivas perfectas y una victoria más en postemporada. Sin embargo, el ataque fue unidimensional, si no corren van a padecer ante Filadelfia.

Las 46 yardas por tierra ante Jacksonville pudieron costarles el partido, le dejaron el control del reloj durante más de tres cuartos a la visita y su defensiva tuvo que salir adelante para evitar que se despegaran todavía más en el marcador. Sufrieron, pero el barco salió a flote, como casi siempre.

Nick Foles recuperó la confianza de su equipo y de sus fans con la actuación de ayer, no fue fácil, pero llega como si hubiera comandado a esta ofensiva desde la pretemporada. LeGarrette Blount y Jay Ajayi serán preocupación para un ataque que se vio eficiente con el regreso de Zach Ertz.

Nueva Inglaterra será favorito, pero como les pasa siempre en el Super Bowl, tendrá que sufrir si quieren volver a levantar el Vince Lombardi.  

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi