Así lo vivimos

'Money' McGregor

Hace cinco años que cubro las artes marciales mixtas y por más que veía venir que un día alcanzaría las dimensiones de los otros grandes deportes en el ámbito mundial, no pensé ver esto pronto.

El martes, Conor McGregor decidió escribir en su twitter un mensaje ambiguo: "he decidido retirarme joven". De esa forma ventiló la disputa que tenía con el UFC, no quería hacer la gira promocional de UFC 200, no quería salir de su rutina por una semana para "vender" el evento más grande en la historia del deporte.

La decisión de Dana White, quien anunció que estaba fuera de la cartelera es la correcta, ningún peleador puede ser más grande que la compañía, menos uno que viene de perder una pelea irrelevante contra Nate Díaz y todavía quería la revancha.

Pero las negociaciones van a ser complicadas, McGregor está bajo contrato y no tiene muchos argumentos para salirse, por eso se habla de retiro, pero quiere más dinero, el dinero que sabe que puede generar.

El tuit de su retiro tiene más de 160 mil retuits, rompiendo el récord de Kobe Bryant, con aquel poema al basquetbol en su adiós.

Llegar a esos niveles no es cosa de todos los días, y por más que se mete en descalificaciones con Floyd Mayweather y el boxeador le responde, hoy lucen tan similares.

Floyd hizo lo mismo, se "retiró" cuatro veces para encarecer su producto hasta llevarlo a los niveles absurdos de la pelea ante Manny Pacquiao. Conor por su parte se ha vuelto millonario, pero siendo realistas, no ha ganado ni la décima parte de lo que Floyd hizo en su última pelea. Está, a sus 26 años, muy lejos de retirarse y también de ser uno de los mejores de la historia, como pretende.

No lo veremos en UFC 200 y si en las siguientes horas no aclara si está retirado o no le tienen que quitar el cinturón de las 145 libras, dejarlo vacante para hacer más legítima la pelea entre José Aldo y Frankie Edgar.

Entre tantas habladas, Floyd ha aprendido de Conor y ahora quiere tener su propia promoción de MMA y él sigue los pasos de Money; no cabe duda que polos opuestos se atraen.


carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi