Así lo vivimos

Los 12 guerreros

Pregunta el agente de migración: “¿Al Mundial de Baloncesto?, viene a ver a Estados Unidos.

-“No, a seguir a México”.

El agente responde:

-“Mira, no sabía que jugaban baloncesto en México”.

Las tiendas de deportes en Madrid están inundadas de productos oficiales de la Copa Mundial de la FIBA 2014, los aparadores muestran los jerseys Nike número 4 de Pau Gasol con los colores de local y el 10 de Kyrie Irving con el del eterno rival, el que les ganó las últimas dos finales olímpicas.

Mientras la gente solo está pensando en esa posible final, con el apoyo en casa como único factor para considerar que esta vez sí derrotarán a los estadunidenses, en México es hora de regalarle a la selección de basquetbol unos cuantos minutos de tiempo. Los partidos se verán en buen horario, en televisión abierta y por Fox Sports.

Nos comentaba Gustavo Ayón, para el reportaje “Haciendo historia”, que pueden ver en laaficion.com, que deben enfocarse en jugar partido a partido, y es cierto, las posibilidades de clasificación de México no dependen de los primeros juegos ante Lituania y Eslovenia, que serán muy difíciles de ganar ante el poco roce ante los equipos europeos. No decir menos de Australia y finalmente Corea y Angola, las dos selecciones con las que México, en el papel, disputaría la clasificación.

Pero este equipo no ha respetado el “papel”. Se suponía que no deberían clasificar a España 2014, ni ganaría el Centrobasket y un millón de barreras que les han puesto.

Clasificar es complicado, ganar el Mundial un imposible, pero recordarle al mundo que en México se juega basquetbol es muy probable.

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi