Así lo vimos

El enigma de 'TUF Latinoamérica'


Esta semana comenzó la grabación de la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica. Hemos realizado muchas entrevistas con directivos como Jamie Pollack y hasta el presidente del UFC Dana White para conocer las diferencias entre esta versión y la que se transmitió en 2014.

La base de los peleadores viene de los programas de desarrollo del UFC, el primero en Albuquerque con Greg Jackson, y el segundo en American Top Team en Florida.

Para aquellos que nos siguen en redes sociales no será nuevo, hemos mencionado nombres de mexicanos como los de Álvaro Herrera de Guadalajara y Érick Montaño del DF en las 170 libras, y otros como Daniel Salas, también del DF, Polo Reyes que entrena en Tijuana, Horacio Gutiérrez que alterna entre Guadalajara y Chicago y Fabián Quintanar, también de la frontera de Baja California. Seguramente algunos de ellos compondrán el representativo nacional en la casa de Las Vegas.

El gimnasio es el mismo, la nueva casa es muy similar, menos aislada de la zona urbana, pero con dos pisos y una cancha de tenis, que los antecesores brasileños convirtieron en cancha de futbol y probablemente así se mantenga.

White mencionó en entrevista con La Afición que quería que el formato fuera interesante para México, es el mercado para el que está pensado el programa y el país donde se realizarán las siguientes funciones latinoamericanas, pero el ejecutivo comentó en su twitter que habría peleas para entrar a la casa.

Lo sabremos en unos cuantos días, aunque el tuit de Dana implicaría que esta vez hubo más de 16 peleadores, y uno de los temas más interesantes será saber cómo se repartieron los peleadores en los equipos de Kelvin Gastélum y Efraín Escudero.

En las próximas semanas se hará oficial la lista final, pero tendremos que esperar hasta agosto para conocer las novedades del formato y saber si vuelve a convencer a los aficionados del MMA en Latinoamérica.

carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi