Así lo vivimos

La decisión de La Volpe

A Miguel Herrera le gusta reconocer su amistad con Ricardo La Volpe, pero niega ser su pupilo. Sin embargo, la línea de tres defensores es una de las marcas de la “escuela Lavolpista” que al Piojo le funcionó tanto en América como en la selección mexicana.

En Europa habían dado por muerto ese planteamiento, parecía obsoleto, pero las revoluciones tácticas al final de la década pasada nos han dejado claro que tampoco es un invento de La Volpe y hoy hasta Pep Guardiola lo usa de vez en cuando.

¿Qué tan diferente es la línea de tres de América tras cinco partidos con Ricardo? ¿Los volantes de Chivas no harán daño esta vez?

Isaac Brizuela ha sido uno de los grandes hallazgos de Matías Almeyda, desde que al argentino llegó al Guadalajara recuperó su dinámica y hasta se parece al jugador que se quedó en la lista final del Mundial de Brasil 2014. Los vacunó el 27 de agosto ante la falta de marca.

William explicaba hace apenas unos días que se estaban adaptando a la línea de tres con la que Nacho Ambriz no se sentía cómodo, pero en la infame noche del 0-3 para el americanismo jugaron Paolo Goltz, Chepe Guerrero y Pablo Aguilar en el fondo, con Osmar Mares como lateral por izquierda y Paul Aguilar por derecha.

En el partido ante Querétaro del pasado fin de semana, vimos por primera vez en Liga, con La Volpe, una línea de tres centrales con Bruno Valdez, Goltz y Aguilar; Gil Burón y Mares como laterales. Antes había optado por la tradicional línea de cuatro.

No fue precisamente su mejor partido y hoy La Volpe dirige su primera “final” con los de Coapa. Hay demasiado ruido afuera por las críticas al festejo del Centenario como para darse el lujo de que Chivas te elimine en 90 minutos.

En la decisión de hoy se juega la grandeza.

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi