Así lo vivimos

Cruz Azul, mejor que nunca

Luego de haber jugado su mejor partido del año, el Cruz Azul finalmente rompió la racha de cinco empates consecutivos.

Eso es lo que esperaba Paco Jémez que dictaran los titulares en los diarios de hoy tras la victoria por 1-0 ante Zacatepec, pero no sucedió así.

Yo no estoy de acuerdo con aquellos que culpan en su totalidad a Guillermo Álvarez por los 20 años sin títulos de Liga, pues, semestre con semestre, La Máquina va por lo mejor del mercado, a pesar de la intervención de promotores y de que muchos de esos refuerzos que no han dejado huella en el equipo, durante esta sequía de dos décadas han estado en finales continentales, y de Liga, han ganado la Copa y la Liga de Campeones de Concacaf.

De esos títulos que se escaparon en los últimos minutos teniendo ventaja como ante América, Monterrey o Toluca, no puede culparse a los que ven desde el palco y toman las decisiones administrativas, sino de los jugadores que fallaron en la definición, a los que les temblaron las piernas antes de cobrar un penalti.

Sin embargo, desde hace más de tres años Cruz Azul no está pensando en ese escenario, dejó el grupo de los aspirantes a levantar el trofeo para estancarse en los de media tabla y hasta la disputa por mantener la categoría. No se puede celebrar un 0-0 ante Toluca, si ese es el momento más alto del equipo en todo el año, como dice el entrenador, no merecen estar entre los mejores ocho ni van a estar en la Liguilla.

Jémez no tiene culpa de los últimos 20 años, pero sí de los pasados ocho meses donde fuera de un bonito discurso y destellos que ilusionan, no hay nada qué presumir.

Por más que en la redes solapen la actitud ante la prensa y los insultos a los aficionados, no podemos olvidar que en el deporte eres tan bueno como tu último resultado.

carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi