Así lo vimos

El acierto de Caín Velásquez

Parece muy lejano el 23 de octubre de 2010. Esa noche en Anaheim, Caín Velásquez se convirtió en el campeón del peso completo del UFC al demoler al fanfarrón de Brock Lesnar, que trajo su popularidad al octágono y todavía miles de aficionados esperan su regreso.

Esa pelea es el primer criterio de búsqueda que aparece en Google cuando se escribe el nombre del mexicoamericano, que no estará en UFC 180, el evento que viene promocionando desde que venció a Lesnar, una y otra vez repitió que era su sueño pelear en México.

Es una gran decepción para los fanáticos que agotaron los boletos en cuestión de horas, si bien Mark Hunt es un gran noqueador, nunca tendrá el arrastre que Velásquez genera en nuestro país.

Pero Caín no va a volver a arriesgarse, pude estar dos veces este año, en junio y octubre en San José dentro del campamento en AKA y su entrenador Javier Méndez siempre fue claro, no iban a pelear si no estaban al cien por ciento. Lo hicieron por presión para combatir ante Junior dos Santos la primera vez y derivó en una derrota. No van a correr riesgos, aun cuando signifique pérdidas millonarias y la imposibilidad de cumplir el objetivo trazado hace varios años y defender en la tierra de sus padres.

Pude ver a Caín hace 10 días, entrenando fuerte, haciendo sparring de boxeo, pero la rodilla no estaba bien, el martes fue definitivo y tuvo que operarse de los meniscos de la pierna derecha.

Está fuera otra vez, pasará más de año y medio sin pelear, pero en las artes marciales mixtas las lesiones aparecen en cualquier momento y hacerse el valiente puede traer consecuencias irreversibles.

Los seguidores en México estarán listos para cuando el campeón regrese.

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi