Así lo vivimos

Rio 2016: Eu sou jornalista, Día 17

De vuelta a Asia

Mi ciclo olímpico arrancó en China en el 2008, y quién sabe si el destino me lleve a Tokio en 2020, pero la curiosidad es innegable.

En Brasil el cambio de horario no se siente, prácticamente, con México, el lenguaje y la cultura son tan parecidos que por momentos podrías olvidar que estás a ocho mil kilómetros de casa.

Pasamos por Londres y la impresionante cultura de los Olímpicos que tienen los británicos, hoy, segunda potencia mundial y Japón, que observa desde el sexto puesto y tiene un proyecto para amenazar a China como la mandona del continente.

Hacia allá se dirigen desde hoy las metas, los días de entrenamiento y hasta la lucha contra las adversidades de miles de atletas, y solo unos pocos podrán estar ahí. Privilegiados ellos y los que puedan ser testigos.


***


Una competencia de dos semanas siempre tiene varias etapas, pero al final siempre entra la nostalgia. El puente temporal que se instaló para conectar a los peatones con el transporte público se elevó por última vez.


***


EN PORTUGUÉS

“Encerramento”

-Clausura-. Sabían bien que agosto era un mes poco apto para realizar los Juegos Olímpicos por el clima en Río de Janeiro, pero igual lo hicieron. Todo el domingo llovió y horas antes de la ceremonia de clausura el viento derribaba los anuncios en las calles. Los atletas tuvieron que disfrutar de “su fiesta” bajo el agua.