Así lo vimos

Rio 2016: Eu sou jornalista, Día 12

Del plato a la boca…

Nunca se ganó un partido antes de jugarlo. Nunca se ganó una medalla sin competir.

Todos pecamos al dar por sentado que llegaría, al menos, la plata para Rommel Pacheco. Teníamos nuestras razones, desde Toronto, donde ganó el oro, hasta la Copa del Mundo en Río, había dado señales de ser uno de los mejores del mundo. Las rondas previas lo validaron, tiró clavados extraordinarios que nos hicieron pensar eso que se piensa en el deporte. ‘A menos que pase algo raro…’ y sucedió. Los peores clavados que ha tirado en años llegaron al inicio de la prueba. Siempre que se dan las cosas por sentado, salen mal.


***


Nuria y Karem la pasaron bien. Hicieron una rutina vistosa, sin presiones, sabiendo que el objetivo estaba cumplido. Los menos de dos años que llevan juntas no alcanzan para pensar en el podio, pero sí para pensar en el futuro.


***


EN PORTUGUÉS

“Longa noite”

-Noche larga-. Tragedia en Maracaná por la tarde, con las suecas privando a Marta de ganar la medalla de oro en casa. Pero Brasil lloró en el Maracanazinho cuando las chinas sorprendieron a las locales en el voleibol de sala sin Jacqueline Endres. Adiós a las bicampeones olímpicas.