Así lo vivimos

Pumas y América contra la India María

El partido de vuelta de la semifinal de la Liga MX entre Pumas y América podría responder a todos los que nos preguntamos la razón de que exista una Liguilla y no se proclame campeón aquel equipo que sumó más puntos durante 17 jornadas.

Dos de los equipos con mayor número de aficionados en México, con un antagonismo superior, incluso al del llamado súper clásico se enfrascaron en un encuentro donde, si bien ninguno de los dos jugó de forma brillante, sí nos entregaron más emoción que en toda la campaña.

La remontada imposible, que tornó al alcance apenas a los nueve minutos, gracias a la displicencia de Pumas, mantuvo a los aficionados pendientes hasta de la última jugada, con la expectativa de ver otro gol milagroso de Moisés Muñoz o de pasar esos instantes rogando porque se acabara.

Luego comenzaron las patadas, la jugada polémica entre Cortés y Güémez, la farsa del Pikolín retorciéndose en el piso al menor contacto, los empujones y trompadas; varias derivadas del presunto acto de racismo de Darío Verón.

En fin, el partido dejó calientitos a todos, sin embargo, antes de que dieran las 14:00 hrs. el Canal de las Estrellas ya transmitía una película de la India María.

Y es comprensible, esas cintas, como las de Cantinflas, Tin Tan, mantienen altos índices de audiencia en un día familiar y su costo de retransmisión cada día debe ser más bajo.

Tampoco tengo nada en contra, pero no comprendo cómo un partido como el Pumas vs. América no puede generar una expectativa comercial para un programa posterior de una hora en televisión abierta, porque el problema también se replica en Televisión Azteca.

No sé ustedes, pero cuando acabó el partido yo estaba ansioso de ver repeticiones, de escuchar análisis arbitrales serios, de enlaces a la zona mixta con la evolución del caso Verón-Quintero, con ganas de escuchar la conferencia de prensa de Memo Vázquez, pero nada, eso ya no pasa en la tele abierta hace muchos años.

Para eso, hay que cambiar a la tele de paga, donde la oferta es cada vez más extensa. Afortunados todos los que tenemos acceso a ella, pero algo debe estar mal si ni el Pumas vs. América en semifinales hace rentable un programa posterior en el Canal de las Estrellas.


carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi