Así lo vimos

Peyton, el menos culpable

Según el relato de Albert Manfred, la pérdida de Géraud Duroc fue demoledora para Napoleón Bonaparte, cuando el emperador vio en su lecho de muerte al más cercano de sus generales; el encargado de su seguridad, quien le cuidaba las espaldas cayó en el frente poco tiempo antes de que la derrota se consumara. El domingo pasado, durante el Super Bowl XLVIII el mundo fue testigo de una escena avasalladora, el nombre de Peyton Mannig fue el más mencionado en las redes sociales, su nuevo fracaso fue tema de chistes y memes. Imposible defender lo que sucedió en el emparrillado; se equivocó desde el primer snap del partido. Dentro del vestidor de los Broncos, fui testigo de los momentos más duros de la noche. Peyton terminaba de acomodarse la corbata, con el gesto desencajado, su imponente figura perdía fuerza cuando suspiraba viendo al suelo frente a su casillero. John Elway, vicepresidente de los Broncos, a unos cuantos metros daba declaraciones a la prensa para acaparar las críticas. Manning se levantó cuando el comisionado Roger Goodell entró al vestidor a darle un abrazo y decirle “lo siento”. Cuando las cámaras se daban cuenta del momento por el que pasaba Manning, el ex Bronco John Lynch tomó al 5 veces MVP de la NFL y lo llevó a un rincón, le dio oxígeno y unos minutos para tranquilizarse y caminar rumbo al podio de entrevistas. Otra vez se ahogó en el momento más importante, lanzó dos intercepciones clave y fue humillado por Seattle en uno de los partidos más importantes de su carrera, pero a diferencia de lo ocurrido en el vestidor, no tuvo a nadie que le cuidara la espalda como Duroc a Napoleón. Una y otra vez escuchamos como un elogio el hecho de que Peyton no necesita un entrenador en jefe porque él manda dentro del terreno de juego. Manning es humano y tuvo un mal día el domingo, el problema fue dejar todo en sus manos, un entrenador en jefe de calidad pudo resolver una desventaja de 8 puntos en el primer cuarto a pesar de los errores y balones perdidos. Manning está a años luz de Joe Montana y un paso atrás de Tom Brady, pero el domingo lo dejaron morir solo.  

http://twitter.com/CCLegaspi