Así lo vivimos

Las horas extras de Kobe Bryant

Tengo la mala costumbre de dejar la televisión encendida, a pesar de que no la esté viendo o poniéndole la atención necesaria. Así, la semana pasada me di cuenta que estaban pasando "Olvídate de París", a los 14 años –edad que tenía cuando la estrenaron– me pareció poco relevante más allá de las apariciones de todos los jugadores de la NBA.

El personaje principal, el de Billy Crystal, es un réferi de la Liga y entre esos cameos aparece la gira de despedida de Kareem Abdul Jabbar que, para ser honestos, yo no recordaba.

Días antes pude preguntarle a Kevin Durant en persona si a él le gustaría una gira de despedida como esa y me sorprendió con la respuesta "no creo que Kobe la hubiera querido así, es algo que pasó".

Desde ese momento me quedó claro, Kobe no se merecía esta temporada, debió irse en la gloria, tal vez la temporada 2010, la última de sus cinco títulos, hubiera sido la ideal, pero su cuerpo todavía tenía para más.

En los años consecuentes los Lakers intentaron contrataciones escandalosas para regresar a las Finales de la NBA, para volver a ser contendientes, pero sus propias lesiones, los fiascos como el de Dwight Howard o el veto del comisionado al cambio de Chris Paul jugaron en su contra.

Kobe nos demostró el poder de las redes sociales, ni Jordan hizo tanto ruido cuando se fue por tercera ocasión, tal vez en los tiempos de Kareem todos usaron goggles, pero este miércoles Nike pudo juntar a todos atletas estelares en un video, Phil Jackson le cantó, junto a Paul Pierce y Rasheed Wallace; Twitter se colapsó al iniciar el partido y fue capaz de opacar la mejor temporada en la historia de la NBA.

Los Warriors y el récord, los más de 400 triples de Stephen Curry o la historia que revivió la popularidad de la NBA fueron secundarios ante el peor equipo de la Conferencia del Oeste.

20 años después, Kobe merecía irse irritando a sus rivales, humillando a alguien con una clavada, no ganando simpatía por ser inofensivo.


carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi