Así lo vivimos

La vida sin McGregor

Los pasillos del MGM estaban callados este fin de semana, aunque fueron 11 mil personas para ver el regreso de Jon Jones en UFC 197, se nota que no están los irlandeses, haciendo honor a todos los estereotipos.

La escena se volvió recurrente, con cervezas en mano y sus sombreros o camisetas en verde hacen un ambiente que solo se parece al de los mexicanos el fin de semana del 16 de septiembre en Las Vegas para las peleas de boxeo. Pero por mucho ruido y expectación que genere, nadie puede ser más grande que UFC 200, que hoy tiene una cartelera espectacular.

Es injusto que ni Jones ni Demetrious Johnson, los campeones más sólidos que ha tenido la promotora, generen la atención que genera Conor, no son tan buenos para hacer promoción, pero el actual campeón de las 145 libras ha decidido que debe entrenar en lugar de filmar comerciales y eso le costó salir del evento más grande en la historia de las artes marciales mixtas.

Ahora viene el reto, ¿podrán tres peleas de campeonato lograr la meta? Con McGregor vs. Nate Díaz II en la estelar se esperaba llegar a los 2 millones de compras de Pago Por Evento en Estados Unidos. Ahora tendremos que esperar para ver si Jones vs. Cormier puede, al menos, alcanzar el millón y medio que vendió el irlandés junto a Nate.

Tiene el respaldo de campeones y ex campeones que estarán en la cartelera estelar como Caín Velásquez, José Aldo, Frankie Edgar, Miesha Tate y Johnny Hendricks. La lógica diría que los fans se desbordarán para comprar los boletos para el 9 de julio y los que no puedan asistir lo verán desde casa, pero la lógica no manda en este juego.

Hoy, el peleador más popular del mundo sigue siendo uno que viene de perder, un campeón que ni siquiera ha defendido su título en una ocasión y que tiene huecos severos en la pelea al suelo.

Ya lo veremos esa semana rompiendo las redes y recordándole al mundo que con él hubieran vendido más, aunque no cumpla con ninguna lógica, puede que sea cierto.


carlos.contreras@milenio.com
twitter@CCLegaspi