Así lo vivimos

Kelvin Gastélum y Efraín Escudero

Ayer Dana White, presidente de la UFC tenía una sonrisa enorme en el rostro, el contrato con Reebok crece y sus peleadores fueron los embajadores de la nueva estrategia global de la marca. Es más, muchos de los ejecutivos visitarán México en junio para UFC 188.

Momentos antes de la presentación pude acercarme para una charla informal, como siempre un saludo airado de su parte y entramos al tema. Se le nota aliviado por haber encontrado una solución para el problema de la falta de entrenadores en la segunda edición de The Ultimate Fighter Latinoamérica.

“Será otra gran temporada, tenía mucho sentido tener a dos peleadores que hablen bien español y que sepan lo que es ganar el programa”, me comentó, y a pesar de que hubiera sido más emocionante ver a dos rivales que puedan enfrentarse en la final de la temporada, ese formato puede cambiar próximamente.

En Brasil, antes de la suspensión de Anderson Silva, había quedado claro que no pelearía con Mauricio Rua, en Estados Unidos, la nueva temporada enfrentará campamentos, entre los Blackzilians y American Top Team. En México, Efraín Escudero merece reconocimiento como el primer mexicano en el octágono y Kelvin Gastélum puede aprovechar la oportunidad para tomarse un descanso, trabajar mejor su dieta y hacer un nuevo intento en el peso welter, donde falló en UFC 183.

Tienen tanto en común que seguramente el programa hará que los coaches compitan con más dureza que dos rivales de división, dos mexicanos, criados del otro lado de la frontera y que fueron a la misma preparatoria, entrenaron con los mismos coaches y ahora trabajaran con 16 latinoamericanos.

No tendremos la rivalidad entre mexicanos y sudamericanos que encendió la primera edición, pero es una ventaja que ambos hablen español y seguramente veremos grandes peleas el día de la final en Monterrey. 

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi