Así lo vimos

Jiménez valía 20 millones

Fue Hugo Sánchez el que describió como “cangrejos” a sus críticos y pocos personajes en la historia del deporte mexicano tienen tantos detractores, a pesar de los enormes logros conseguidos en su carrera.

Hoy Raúl Jiménez sigue los pasos de Sánchez, su ídolo de la infancia y razón por la cual se profesó madridista. Presume la foto en el Bernabéu y fue su padre quien siempre le dijo que un día podía llegar a las mismas alturas que él.

Raúl Alonso se encontrará con el mismo escenario, un tuit provocó la ira de los radicales en el Calderón que no le perdonarán, se espera que lo reciban con insultos, como relataba Sánchez Márquez, que desde las tribunas escuchaba como le gritaban “indio, fuera”. Él mismo tuvo que convertirse en un provocador de los rivales y salir adelante con talento.

A tres décadas del impacto del delantero mexicano en España el futbolista mexicano todavía no tiene mercado, todavía las directivas, como la del América, se encuentran con negociaciones ventajosas, con clubes europeos que sienten que hacen un favor al pagar por los servicios de un jugador, que lógicamente sueña con cruzar el Atlántico.

Pero, ¿cuándo va a dejar de costarnos trabajo reconocer que los futbolistas mexicanos pueden ser estrellas y valen lo mismo que otros fichajes?, En España Giovani dos Santos y Carlos Vela son reconocidos como unas de las figuras de la Liga. Chicharito, en medio de un millón de burlas por su tiempo en la banca se va del Manchester se queda con 37 goles en la premier League, es el lugar número 13 en la historia del United. Se dice fácil.

Jiménez comienza apenas el camino, pero tiene las condiciones que ningún otro delantero mexicano, con la estatura, el buen remate y sobre todo el trabajo de recuperación al que se presta desde la salida rival. Solo en México se le ve como inferior a Mario Mandzukic, no lo es, y el Atlético recuperará su inversión en pocos años.

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi