Así lo vivimos

Diario panamericano. Día 5: ¿Para qué venir a los Panamericanos?

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 se celebraron fuera de temporada, a finales de noviembre, donde los atletas normalmente ya están pensando en los objetivos del año próximo.

Hace cuatro años, Guadalajara 2011 también se extendió hasta el otoño, con fechas entre octubre y noviembre. También era válido el pretexto de la temporalidad, los Campeonatos Mundiales ya pasaron, los Abiertos y Copas Mundiales también.

Pero Toronto 2015 se está celebrando en pleno verano, antes de esos campeonatos que otorgan plazas olímpicas y son, para cada disciplina, la segunda prioridad en el ciclo olímpico.

No recuerdo a un solo reportero, analista o usuario de redes sociales que no defendiera a los atletas cuando se anunció que no habría incentivos por las medallas, medida que Conade corrigió, pero habría que replantear en muchos casos si hay que mandar al equipo B.

Como de forma honesta lo hace Estados Unidos en muchas disciplinas, Cuba en algunas, y hasta Jamaica en el atletismo.

Daniel Corral ayer salió molesto con su sexto puesto en las barras paralelas, decidió no dar declaraciones, pero un día antes ya había asegurado que sus picos de rendimiento serían en el Mundial, que aquí venía a probar las rutinas.

¿Entonces? ¿Está aquí para evitar que le vuelvan a recortar la beca de alto rendimiento? Eso puede ser más grave que quitarles a los atletas un bono por medalla. No es mentira, hay muchos deportes donde no pueden enfocarse a más de un objetivo al año, a los clavadistas les alcanzó con su talento para ganar cinco oros, pero Paola Espinosa, Rommel Pacheco e Iván García están pensando en Kazán, Rusia, como su reto máximo en 2015.

Representar a México en los Panamericanos no deber ser obligación.   

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi