Así lo vivimos

Diario panamericano. Día 11: “Esto es México y lo sabemos”

La frase que me dijo Sergio Valdeolmillos al finalizar el partido México vs. Argentina es contundente.

Lo dice en el sentido que se deben de terminar las hazañas para hacer las cosas bien desde el principio, pues tenemos que aceptarlo: después del ridículo de la selección en los Juegos Centroamericanos, con Bill Cartwright al frente del equipo, la esperanza de un buen 2015 era poca.

Ayer los basquetbolistas mexicanos ganaron gracias a sus agallas.

Como seguidor de la selección desde hace muchos años de verdad veía con angustia cómo Marco Ramos, un delantero natural, tenía que hacer las funciones de movedor en el tiempo extra.

Cómo Cachuy González se notaba nervioso al ser el último en llegar a la concentración, y los tres hombres grandes, Héctor Hernández, Edgar Garibay e Israel Gutiérrez sudaban la gota gorda para alcanzar a los rivales en el rompimiento rápido.

La selección terminó jugando con los cinco jugadores que tenía activos, no había más porque había tres expulsados y cuatro lesionados.

Valdeolmillos llegó de última hora para entrenar a México en Toronto y en el Preolímpico en la Ciudad de México, gracias a las gestiones de Alfredo Castillo se arregló su contrato, pero el tiempo de concentración fue poco.

La prelista del coach Eddie Casiano, que supuestamente iba a dirigir este torneo, no servía porque tenía muchos naturalizados, cuando en torneos avalados por FIBA solo puede jugar uno.

Hay jugadores a los que les deben hasta siete meses de sueldo. Román Martínez pidió permiso para no ser llamado, Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez han tenido compromisos en el extranjero y Lorenzo Mata termina su recuperación.

El grupo está muy corto, pero como dice Valdeolmillos: “Esto es México y lo sabemos”, a los jugadores parece importarles poco la adversidad y van a pelear cada balón para hacer historia.  

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi