Así lo vivimos

Diario panamericano. Día 16: ¡Gracias Toronto!

Río de Janeiro se ganó al Comité Olímpico Internacional con sus juegos del 2007, atletas y periodistas regresaron, en general, felices de lo que habían visto. Poco tiempo después, se quedaron con la sede olímpica de 2016.

La ciudad más grande de Canadá sueña con los Juegos de 2024, a pesar de que los ciudadanos se oponen a un gasto innecesario, en este ensayo demostraron que no hacen falta “Nidos de pájaro” de 300 millones de dólares y podrían seguir los pasos de Londres, que aprovechó la mayoría de los escenarios que ya existían en la ciudad y sus alrededores como Wimbledon o Wembley y desarrollar solo instalaciones que se van a aprovechar al máximo con el velódromo, donde los británicos son potencia.

La tendencia de aprovechar la infraestructura ya desarrollada debe de seguir, y olvidarnos de los elefantes blancos, de los que los brasileños tienen tanta razón en quejarse tras el Mundial de 2014.

Acá no construyeron un estadio imponente y el parque Panamericano fue el centro de convenciones, fueron unos Juegos portátiles, con sedes en perfectas condiciones, con instalaciones de reciente construcción. Una vez que se terminen los Parapanamericanos se quitan las lonas, se levantan las carpas y los complejos de gimnasia, judo, karate, taekwondo, lucha, boxeo, halterofilia y lucha volverán a ser arenas de hockey en divisiones inferiores.

Los del basquetbol, atletismo, tenis, tiro con arco y natación están dentro de campus de universidades que seguirán usándolos; el estadio de futbol en Hamilton vivirá la temporada de la CFL en un par de semanas. Las distancias, de hasta dos horas en carretera para ir de evento a evento valen la pena.

La ciudad se enteró de última hora, el New York Times lo describía como un “Toronto indiferente” y lo vi con mis propios ojos en junio de este año cuando apenas unos cuantos anuncios en los puentes peatonales invitaban a los habitantes, pero una vez que llegó la inauguración, se contagiaron del éxito de sus atletas y llevaron a las calles ese entusiasmo que deja el oro.

La competencia será dura, pero la carta de presentación los deja un paso adelante.  

 

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi